Participaciones VII Concurso de Microrrelatos Falleros

El barrendero de las lágrimas

por Andros Fenollosa Hurtado

Al día siguiente de la cremà vi a un barrendero. Iba acariciando las calles con su escoba. Recogiendo lágrimas de falleras, sueños que habían perdido a sus dueños, las cenizas de los ninots más hermosos, las carcasas de los masclets más chillones y las risas que aún rebotaban entre las paredes. Cuando la bolsa estuvo llena, un desconocido se la llevó. Con curiosidad le pregunté porque se la daba. Y el barrendero me explicó que esa persona era un artista fallero. Mezclaría el interior con agua para obtener una argamasa: el material con que se construyen las Fallas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

I DE SOBRE APAREGUEREN ELS DIMONIS

por Carlos Roig Aviñó

Ell era feliç, es sentia complet envoltat dels seus amics. Feliç mantenint llargues converses, feliç a l´ofrena, en les presentacions…però sobre tot, de tindre´ls.

De sobte, aparegué el dimoni i se’l emportà. Poc a poc anaren oblidant-lo. Ell no pogué oblidar-los mai. Molts anys a l’ombra d’un dimoni. Amb l’ànima buida i el cor ple de records i anyorança.

Desaparegut aquell dimoni. Decidí fer cas al cor i recuperar temps perdut.
Es juntà amb tots aquells antics amics. Ple d‘emoció, alegria i il·lusió. Desitjava fondre’s en una abraçada i dir-los:

-Amics, mai més cap dimoni ens tornarà a separar.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Dolçaina i tabal

por vicente manuel sanchez gas

L´adult i el xiquet isqueren al carrer
tot fent sonar l´instrument de llengüeta doble i de
percussió respectivament.Eren els màxims representants d´una música
típica i tradicional en perill d´extinció. Al barri del Carme, compartirien escenari amb
altres personatges importants entre els quals es trobava el mateix alcalde de la capital.
Des d´un lloc privilegiat, observaven la multitud i foren testimonis de l´assoliment dels màxims
guardons, així com de l´indult d´un dels grups.
Tots dos s´acomiadaren d´aquell món com els calia; destruïts pel foc de la nit de Sant Josep.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La estación churra

por LUIS GISPERT MACIÁN

Recuerdo aquel tren cansino que bajaba del Alto Palancia. Y el desfile de viajeros saliendo de la Estación Churra con sus bolsas a cuestas.
Unos se iban al Cabañal, tomando los tranvías que circulaban bajo el baldaquín de corpulentos plátanos. Otros se dirigían al centro de Valencia, que olía a buñuelos, con los altavoces retransmitiendo canciones de Antonio Machín y Jorge Sepúlveda, y al barrio del Carmen, observando el Miguelete y las joyerías, repletas de aderezos valencianos, entre peinetas, manteletas y doradas lentejuelas.
Y llegaba la noche bullanguera con la plantà, que olía a chuletas, a pólvora y a azucenas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¿Es usted Sorolla?

por Luis Gispert Macián

La luz primaveral estallaba sobre el Mediterráneo. Las olas desgranaban su delirio de plata.
Al lado de la playa, el ilustre pintor plasmaba con maestría los detalles de la lumínica composición. Una sinfónica gama de tonos, de colores, imperando el blanco, y de espumas flotantes.
El caballero, con su azulada capa echada a la espalda, se acercó al pintor.
-¿Es usted Sorolla?
-Sí… ¿y usted es Blasco Ibáñez?
El encuentro fue festejado por una luz pontifical y mágica, muy valenciana y fallera.
Los ecos de una mascletà se escucharon en la playa del arte.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

… pa´ la falla de Sant Josep?

por Luis Gispert Macián

-¿Hi ha una estoreta velleta pa’ la falla de Sant Josep?
Miguel cantaba solo. Cantaba para el silencio, que se replegaba por los jardines del Turia, cuajados de sonrosados capullos.
En su casa tenía su traje, recién planchado, que iba a lucir en el concurso Cant de L’Estoreta Velleta, que se iba a celebrar pronto en la plaza del Carmen, rendida a los acordes falleros, corazón de tan popular barrio, cuna de la artesanía valenciana.
Miguel iba escoltado por las luces del parque. Y cantaba para ganar el concurso.
-¿Hi ha una estoreta velleta pa’ la falla de Sant Josep?

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Era su falla

por FINA MARÍN PÉREZ

Siempre hablaba de su falla allá a dónde iba. El alcalde le dejó un pequeño espacio en la ciudad para su montaje. El Miguelete era la figura central y una lluvia de buñuelos, como dorados racimos, le daban una prestancia única.
En Munich ese singular monumento era la atracción principal de sus habitantes.
Así Valencia la tenía más cerca.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Humor fallero

por FINA MARÍN PÉREZ

Leyó “Peluquería y estética unisex” y “Peinado fallera + maquillaje, 29 euros”.
Cuando salió de la peluquería, lucía una nueva personalidad.
-¡Pero, chico –exclamó su mujer-, pareces una fallera de verdad.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El rostro del Miguelete.

por FINA MARÍN PÉREZ

Hay ruido de voces y autobuses por la plaza de la Reina. Los comercios exhiben aderezos valencianos, con sus alardes decorativos. Las cafeterías ofrecen helados y chocolates.
Vicenta mira el Miguelete. Y observa seguidamente el rostro de su nieta, enmarcado en su pelo rubio, donde el sol del mediodía se adormece.
-Esta tarde, Amparito, lucirás el traje de fallera mayor.
Y la niña acaricia con una tierna mirada a su abuela, le sonríe, es feliz, mientras va comiendo sus rosas de maíz

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

HISTORIA DE UN PRIMER PREMIO

por FERNANDO LUNA AROCAS

Y llegó la noche, donde los falleros se ponen manos a la obra, para poner el césped, y decorar su falla; pero nadie había contado con que empezará a llover, muchísimo, en un momento Francisco se quedó sólo, sentado y desolado en el casal, pensaba como en unos minutos se iba al traste un año de trabajo; pero como por arte de magia, empezaron a entrar falleros en el casal, había que terminar la falla aunque lloviera, bajo una tromba de agua acabaron de plantar la falla.
La alegría fue al día siguiente, consiguieron el primer premio de su sección.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA CARA PRECIOSA

por FERNANDO LUNA AROCAS

Después de múltiples visitas al artista fallero, para ver como evolucionaba su falla, llegó el día más esperado para Federico, el día de la plantá; los artistas habían descargado durante la mañana y por la tarde le toco el turno a la grúa, y subieron lentamente el remate central, era la cara de una chica, que parecía que tenía vida, pintada magistralmente en tonos pastel, y con unos ojos verdes que te miraban desde cualquier lugar, una cara que enamoró a todo el barrio, incluso al jurado.
La cara preciosa de esa chica fue primer premio de su sección.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

AUTOCENSURA

por Antonio Pérez Rodilla

Pepe llevaba años haciendo fallas de especial. Cuando llegó el día de presentar su ninot a la exposición, le entraron dudas sobre si el suyo sería políticamente y socialmente correcto, vamos que le preocupaban el machismo, lo chabacano y la grosería. Aunque le provocaba una rabia infinita que se utilizara confeti para ciertos menesteres.
Había preparado un ninot que representaba a un vendedor de mercado, un transexual que bajo sus exuberantes pechos ofrecía dos cestos, uno con treinta plátanos y otro con treinta higos. Le dio un último vistazo y sonrió, la paridad la había conseguido.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

la ilusión de Teresita.

por Margarita Agueras Moreno

La fealdad de Teresita era inversamente proporcional a la belleza de los bocetos de fallas que dibujaba. Nacida en una familia de artistas falleros, supo desde niña que su enfermedad genética, neurofibromatosis, le impediría soñar con príncipes azules. Quizá por ello transformaba sus sueños en ninots a los que parecía dotar de vida.
Su única ilusión era ganar el primer premio del sector, y lo consiguio justo unos meses después de morir.
Dicen los que asistieron a la cremá que vieron en una esquina de la falla a una anciana etérea, con extrañas protuberancias en la piel, llorando emocionada.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

PASSIONS FALLERES

por jose manuel belda soler

Encaixos, adomassats en seda i or, pintes i cabells atapeïts, enlluernen carrers i plases amb l´embriagador somriure dels protagonistes.
De l´efimer emana la grandiositat. Les meravelles que any rere any eleven al cel les cendres, de les que naixerá novament la monumentalitat, la originalitat i el esplendor.
Olors, sabors i colors obrin un palmito de magneficències que donen pas al clam de Valènsia, per a definir la festa per antonomàsia; eixe esclatar de sensacions mesclades entre musica, pólvora, azhar i emocions. Eixa erupsió d´alegria que València sap condensar en un maravellós concepte: la trobada amb l´amor en temps de falles.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El fuego liberador

por Aurora Rapún Mombiela

Dicen de Valencia que es la tierra de las flores, de la luz y del amor. Y que en Fallas se quema lo malo para dejar paso a lo bueno. Este año, en la noche del 19 de marzo voy a quemar mi pasado. Las llamas consumirán los años vividos con un marido aterrador, destruirán los días encerrada en casa, las horas llorando sin consuelo mirando fijamente la la pared. Este año voy a reunirme con mis amigos, con la gente de mi Falla y voy a quemarlo todo y por fin, en Fallas, voy a conocer la libertad.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La llumená.

por Margarita Agueras Moreno

Teníamos diez años la primera vez que me regalaste un ramo de amapolas. Duraron entre mis manos el tiempo de la ofrenda a nuestra cheperudeta, pero dejaron en mi un recuerdo inolvidable, la llumená.

Hubo otras flores en mi vida, con emociones comparables a la primera, pero nunca igual. Desde rosas de amor y simples jazmines hasta las más sofisticadas flores, pero nadie volvio a ofrecerme un ramo de amapolas.
Hoy, aunque ya no puedas verlo, traigo a la ofrenda tantas como años duró nuestra amistad, segura de que nadie me ha querido como lo hiciste tú en la infancia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Una ilusión

por Juan Miguel Lopez Avila

Era todavia muy joven,lo llevaba en la sangre,era fallera y queria ser fallera mayor,tenia 16 años su madre le decia ten paciencia todo llegara.Pero llego diciembre y en su falla no había fallera mayor,en la junta antes de Navidad entre brindis y abrazos faltaba la fallera mayor, miro a sus padres, vio que sonreian, levanto la mano y dijo puedo ocupar ese sitio libre y brindar por un buen año fallero.Ahi empezaron las prisas que falta una tela,que la modista no tiene tiempo,pero en marzo desfilo con su falla como fallera mayor

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Locos de afición

por Juan Miguel Lopez Avila

Vaya mañana que llevo,todo el dia ocupado,recogiendo las cajas de carton que encuentro por el barrio,ir al carpintero a que me de todos los listones viejos y a Toni el impresor que me guarda los retales de cartulinas de colores.La bronca que me pega mi madre cada vez que oye la puerta y yo con trastos en el recibidor.Mama vale ya lo se pero tranquila que esta tarde lo recojo todo cuando vengan los amigos, lo bajamos a la calle y a montar la falla, ya esta i no han tingut bou

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

20 de marzo

por Juan Miguel Lopez Avila

calles limpias, alguna luz encendida y banderas colgando que han aguantando toda la semana, caras de cansancio y caras de alegria, se ha terminado el ejercicio sin problemas.Yo me presento este año para presi, tengo ganas, Esperate que se lean las cuentas no te metas en un marron. Es igual nano si no piensa en hacer falla que collons hacemos tu y yo aqui a las 8 de la mañana un 20 de marzo

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Desperta

por Juan Miguel Lopez Avila

Yayo,yayo que es una desperta y no puedo contestar se me hace un nudo en la garganta, algo que era una ilusión en las fallas y que tu no puedes disfrutar ni yo tampoco, yo no tengo un curso de nombre raro para tirar el tro de bac, creo que se llama CREC y tu no tienes 18 años, solo puedes tirar bombetas, los jovenes se quedan en la discomovil y no bajan, cuando era pequeño yo solo queria tirar petardos por la mañana

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Calle limpia

por Juan Miguel Lopez Avila

Me levanto para ir a trabajar, es dia 20 de marzo,ya se habían terminado las fallas, podre coger el coche para ir a trabajar y cuando salgo a la calle, la veo limpia y vacia de vallas,como puede ser, anoche no podia llegar a casa y ahora todo limpio, mi jefe tenia que haberme mandado antes a trabajar a Valencia, he disfrutado de las fallas y parece que aqui no ha pasado nada, bueno alguno con cara de perjudicado veo por la calle

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

SEGON ANIVERSARI

por JUAN ISACH ALEGRE

I…. niciació, implicació, il·lusió, invitació i imaginació.
M..irades, monuments, meravelles, meticulositat i mar.
M..estre, música, mare, mants, mascletà, més mundial.
A…collida, aquarel·la, activitat, agudesa, agulles, amor.
T…erratrèmol, tabalets, tronadors, trofeu, traje, tradició.
E…sdeveniments, elecció, embellir, encís, espardenyes.
R…especte, regina, reglamentació, ritme, retolar, roses.
I….nfant, indumentària, il·luminació, integració, i indult.
A…genda, abraç, acalorament, acceptació, art i artistes.
L…ocal, liquar, lacrimals, laberint, liberació, laurèoles.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL RECOD D’UNA VOLVA

por JUAN ISACH ALEGRE

R…egistre temporal espurnat vertader,
E…spentat pels corrents d’aire calfat,
C…onfessa en la gran nit tots els anys
O…rgull de ser un fabulós final faller.
R…ere les emocions dels dies d’abans,
D…enota alegria sense llàgrima llançar.
A…comiada la festa i deixa de pensar:
N…inot, has fet història i eres cremat.
T…reballa el faller, què tornarem a fer?

La immaterialitat de la falla doble és,
cada any, deixa de ser;
passa un any, per a tornar a ser,
obviament, cremada poc després.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NO SON UNA QUIMERA

por ALEJANDRO BELVER MESEGUER

En esa etapa en la que la vida va sembrando sus semillas, a veces, soñaba con noches eternas de esas que se adornan con estrellas de mil colores. Soñaba con un mundo mágico. Con bosques de hadas, con unicornios alados, con personajes fantásticos. Soñaba con un mundo donde
reinaba la felicidad, donde la amistad era el cauce que guiaba el trabajo conjunto de miles y miles de personas.
Mas de sesenta años después. Ya, casi ,recogida toda la cosecha, por fín, visité Valencia.
Marzo.
Valencia en Fallas.
Descubrí, que no todos los sueños son una quimera.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

OJALA NO PAREN NUNCA

por ALEJANDRO BELVER MESEGUER

La última vez que te vi estábamos en la plaza, un catorce de Marzo, rodeados de ninots.
Me lo dijiste con voz temblorosa….Te ibas con él.
Te asías a mí, mientras tus piernas flojeaban. Intenté impedirlo pero ya era demasiado tarde. Luego vino lo demás. Demasiado tiempo sin tu mirada, sin tu sonrisa .Lejos de ti.
Han pasado dieciséis años. La misma plaza, otra mañana de Marzo, otra falla, otros ninots, pero los mismos personajes…..tu y yo.
Siento, de nuevo, el calor de tu mano y me pregunto:
¿Por qué nunca dejan de volar las mariposas?

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EFÍMERA EXISTÈNCIA

por Vicent Ballester Sanchis

– Hui hi ha molta gent a la plaça. Alguna cosa important deu passar. Des que estic ací sense moure’m no havia vist aquest ambient. Mira, la fallera major infantil, ben guapeta ella. Ei, xicon, apunta a un altre lloc. Fart estic dels petards. Mira, mira, mira, la gent està eixint del casal. Ja deuen haver sopat. Eh, vostè què fa? Per què m’envolta el coll amb una traca? Eh, senyor, perdone. Però que és açò? No, no, no què fa? Gasolina? Eh, cavaller, que vol dir açò? No vull dutxar-me. Ppfrffrrr arrgg brrrfffr que roí que està. Què? Nooooooooo…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA SÍNDROME D’ESTOCOLM

por Vicent Ballester Sanchis

L’expectació és màxima. La sala on normalment es fa el sopar de gala dels premis Nobel, a l’ajuntament d’Estocolm, està que no cap una agulla. A la taula presidencial el president del país. La ministra de sanitat sueca seu a la seua dreta. Completa la taula el president de la Junta Central Fallera, que com a convidat, pren seient tot just comença l’acte.
– Senyores, senyors –parla el president- benvinguts tots. Comencem l’acte de celebració pel qual, a un país nòrdic com el nostre, la taxa de suïcidis ha caigut en picat des que celebrem la festa de les falles…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Aire faller

por Josep Calero Martí

MCJ, alcalde d’un poble de L’Horta a tocar de València, estava estirat al llit de l’hospital amb una màscara d’oxigen. Uns dies abans havia patit una insuficiència respiratòria mentre presidia un dels actes principals de les falles locals, acompanyat per la fallera major. Després d’uns dies d’incertesa, se li retirava la respiració assistida, i just el moment que la màscara se separava de la cara, l’alcalde s’alçà impetuosament i cridà: -Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà. Tot seguit, es desplomà. Va ser el seu últim alé, les últimes paraules.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA LLUM DE LA CREMÀ

por NÉSTOR MORENTE MARTÍN

Acababa de llegar a València como invitado. Días atrás había terminado mi último artículo sobre la historia de las Fallas de 1932, sin embargo no había decidido enviarlo aún a la redacción pues me inquietaba un pequeño detalle sobre La Cremà. Estaba relacionado a un valioso testimonio que dejó un artista fallero ya fallecido y no era capaz de poder comprender aquel escrito cargado de tanta pasión y magia. Era ya tarde, dejé los papeles y salí a ver mi primera Cremà, la luz del fuego rivalizaba con el de la luna, entonces lo comprendí todo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN PRÍNCEP XIQUET A VALÈNCIA

por Carles Ferrando Donoso

Una nit de març, un príncep xiquets va arribar a València. Allí, caminant per carrer plens de gent, va veure una xiqueta que plorava:
-Per què plores?
-No veus que s’està cremant la meua falla estimada?
Quina terra més estranya, va pensar ell. No havia conegut mai algú capaç de cremar allò que s’estima.
-Si l’estimes, per què la cremes?
-És la nostra tradició. A València hui cremem moltes falles.
Si cremen tantes falles per què plora només per aquella?, pensava. És clar, és el temps que va passar amb aquella falla el que la va fer tan important.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LAS ENTRAÑAS DEL INFIERNO

por JUAN CARLOS PRATS PALASI

Estaba de visita dentro de una Falla y fue al llegar a un árbol, donde junto a un conejo blanco, había una Alicia de poliexpán que cobro vida, lo agarró y lo metió por un tubo vertical que llevaba a un infierno, donde un montón de ninots cantaban y bailaban alrededor de una hoguera, y Alicia le susurró:
-Nosotros también sabemos quemar
Miguel de 7 años chilló, se despertó, con los ojos entrecerrados, vio ante el a su madre preocupada y le dijo a esta:
-Mama que no quemen más Fallas, que Alicia nos quemará

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA PIRA SE TRANSFORMA EN ARTE

por ROSA MARIA RAMIREZ GONZALEZ

S. XVIII, día de San José. Josep recoge materiales de desecho de su carpintería, mientras por el vecindario rebusca trastos inservibles… la chiquillería.
Una pira, símbolo de regeneración, arde majestuosa, crepitante ante la mirada de gente ansiosa y expectante.
Siglos después, en el mismo lugar, esas piras transformadas en arte y fiesta popular con explosión de luz, color, crítica, ironía que sorprende a la ciudadanía.
Juntos observan la quema de forma particular, mayores evocando el pasado, jóvenes disfrutando sin más, los niños jugueteando son la continuidad.
Todos testigos del final, soñamos nueva existencia para esta fiesta, signo de nuestra identidad.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Plutja o llagrimes d’una fallera??

por Lucia Catala

Rises de fallers que enmudeixen al escoltar rugir el cel que es cobrix de negre.
Jo continue inmovil amb la mateixa postura dels ultims dies..de sobte altra vegada ella, mira al cel i me mira a mi.
Arriva l’hora,les llums s’apagen un coet anuncia el final i el foc va dibuxant la foto de l’any.
Vaig notant com les flames m’abraçen i el cel que vol jugar..fines gotes começen a ballar
I ella mira al cel i me mira mi

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

L´àngel del rascamonyos

por vicente manuel sanchez gas

Li tremolaven les cames, papallones a l´estómac. Per fi coneixeria
la persona que el va lliurar de l´arrest quan féu el soldat moltíssim
anys enrere. La mateixa persona que va subhastar la banda per tal
d´ajudar les víctimes de l´aigua i del fang.
No es cansava de relatar aquelles coses als seus.
Després d´una breu espera, s´hi presentà afable, assequible, venera-
ble…
S´hi van emocionar d´allò més, començaren a parlar d´aquells fets tan
llunyans i luctuosos.
Li regalà una foto dedicada del seu temps militar, cosa que Sagrario
Fernández, Fallera Major de la riuada, agraí de tot cor.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

L’Ofrena

por Rafa Sastre

Encara que no cap una agulla, el segon vagó de la línia 2 del metro olora a clavells frescos. L’alegre soroll es incessant. Amb la comisió major i infantil, viatgen també els musics d’una banda de Campanar que no paren de tocar els seus instruments. Silenciós i arraconat en un cantó, un xic mira tendrament a Merxe, que al costat de sa mare lluïx com una perla fina. En arribar a la plaça, i malgrat saber que només es una imatge de fusta i cartó, Andreu demanarà a la patrona que Merxe accepte, eixa mateixa nit, ser la seua nóvia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

TURISMO FALLERO

por Juan de Dios García Soto

La ciudad se notaba que empezaba a verse cambiada. Paseando por sus calles, en el aire flotaba el aroma impreciso: rastros de olor a pólvora, mezclada con la del chocolate con buñuelos, penetraba en los sentidos de la multitud turística, que extrañados ansiaban sentarse en las terrazas para su degustación.
Razas de los cinco continentes se habían dado cita en la cosmopolita ciudad; guiados por su propio instinto, contemplaban la iluminación de sus calles y la grandiosidad de sus monumentos, enfocando sus cámaras, hacían acopio del arte de la fiesta valenciana, para deleite y admiración en sus respectivos países.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Viatge interior

por Josep Calero Martí

Quin viatge tan extraordinari. Caminàvem entre uns arbres imponents que ens tapaven la llum del sol, mentre la força del riu amazònic ens esguitava quan l’aigua trencava contra les roques en aquells revolts impossibles. Se sentia la cridòria dels animals que poblaven aquella jungla americana de bellesa encisadora. Curiosament, i malgrat la calor humida d’aquell passadís natural, no hi havia ni rastre dels mosquits. Quan vam eixir fora, la música de la banda que acompanyava els fallers ens va fer recordar que el que havíem recorregut era l’interior d’aquell singular monument faller.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

SENSACIONES

por Marisa Martínez Arce

El olor a pólvora y a buñuelos. El sonido de las primeras bombetas y de los chinos. Las risas nerviosas de los niños que por vez primera tienen contacto con la fiesta. La alegría de las falleras mayores, la exposición del ninot, la crida, el esfuerzo. Todos estos indicios, hacen que una extraña sensación bulla en mi interior. Después: la mascletà, los pasacalles, las luces, el bullicio de la gente, los monumentos, los premios, el fuego, las lágrimas, el silencio.
Y un año más todo vuelve a empezar. Las fallas de nuevo renacen de sus cenizas como el ave Fénix.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA MILLOR FLOR

por Marisa Martínez Arce

No quedava res per aplegar a la plaça quan una dona amb un nadó m’agafà del braç. Deia que li havia fet una promesa a la verge, portar-li la millor flor i necessitava ajuda. I com que no hi havia en València flor més bonica que la seua Empar. Volia oferir-li-la. Però, no era fallera i no la deixaven passar. No vaig poder negar-me. Al creuar la plaça m’esperava amb llàgrimes als ulls. I agafant-la em donà les gràcies.
Hui, al sentir el nom de la fallera major, el meu cor a donat un bat. Era la xiqueta de l’ofrena.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Alliberar-se

por Mercedes Llorca Ulzurrun de Asanza

Aquelles falles va disfrutar com mai ho havia fet. Va acudir a totes les cercaviles. No es va perdre un sopar ni un dinar i aprofità per xarrar amb uns i altres. Va ballar a les berbenes fins que els peus no li aguantaren més. Rigué i somrigué. Feu amistat amb aquells músics tan simpàtics de la banda que enguany havien contractat. I es fotografià amb totes les persones que li ho demanaren. Sense por. Perquè ell ja no estava al seu món, perquè no la controlaria mai més, perquè ara ella era l’ama de la seua vida.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Nube de humo

por Amparo Donderis Guastavino

Empezaba a amanecer mientras se acercaban a la calle de la Paz para participar en la macrodespertá. No les importaba hacer cientos de kilómetros, dormir apretados en casa de su madre o madrugar en domingo. Era un ritual que cumplían anualmente, ante el asombro de familiares y amigos. Los recuerdos de su adolescencia fallera revivían intensamente, mientras recorría las calles junto a los falleros, envueltos en una intensa nube de humo y un ruido ensordecedor, en dirección a la Plaza del Ayuntamiento.
Al finalizar la mascletá, embargada por la emoción expresó su eterno deseo: volver el año próximo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La meua primera mascletà

por jose luis torres rodriguez

Quasi es trobava a la plaça de la Reina, quan va escoltar el soroll del tro d’avis, va estrènyer el pas per tal d’arribar avanç que començara, en arribar a l’altura de l’església va sentir el dolor, però no va fer cas i va arribar a la plaça al mateix temps que sentia les paraules “Senyor pirotècnic……La mascletà va continuar, amb tot el seu esplendor. Ella acaronava el seu ventre i en veu dolça deia “La sens fill meu, deixa’t portar per els sentits”. En passar uns anys, un xiquet recordava el darrer lloc on el porta sa mare.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Venga, otra taza de chocolate

por Luis Gispert Macián

-¡Que sí, que Valencia en Fallas se come al mundo entero!
Como dijo el escritor valenciano José Ombuena: “Muchos son los encantos que Valencia ofrece en el tiempo de fallas, pero hay que reconocer que sólo los buñuelos bien valían ya una fiesta”.

Los buñuelos y el aromático chocolate. Y, también el aguardiente.
-¿Qué, le sirvo otra taza de chocolate?
-Hace.
Sentado, la fiesta se arracima en el paladar. Es la Valencia que se disfruta al pie de Santa Catalina y en la bella plaza de la Reina, donde el Miguelete se espiga como si se alzara en tu pecho.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El premio

por Luis Gispert Macián

Serafín se sentó en una de las butacas de la tercera fila. Veía el escenario, aún vacío, enigmático, goteado de luz, invocando el certamen estelar.
El regio salón iba llenándose de personas como él. Se fijó en el cartel que ilustraba el estrado: “Entrega de Premios del Concurso de Microrrelatos Falleros”.
A la hora determinada, con el salón lleno, se inició el acto y el sutil rumor del silencio.
Y le nombraron.
-Serafín Pérez.
Subió rápido al escenario, encrespado de nervios, a recoger el primer premio.
-¡Levántate, Serafín, que vas a llegar tarde al trabajo!
Serafín había soñado.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La llegada

por Luis Gispert Macián

Desde el ferry vio la falla. Con los prismáticos acrecentó su imagen. Una paloma se posó en la cabeza de un ninot. El barco se iba deslizando lentamente hacia el puerto. Escuchó el estruendo de una “mascletà”. El humo de la pólvora ensortijó por unos instantes el ambiente del puerto.
Descendió del ferry y bajo el marco de los tinglados con sus motivos alegóricos apareció su hija. Se abrazaron cariñosamente.
-¡Qué guapa estás Amparito, con el traje de fallera mayor!
-Gracias, papá, ahora sí que mi felicidad va a ser completa.
La luz de la mañana estallaba en el mar.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Interludio

por FINA MARÍN PÉREZ

Desde lo alto de la Calderona, el viajero ve Valencia. El brote primaveral se renueva de hojas y flores, que se abren en sus calles y plazas. Rasgos que se repiten cada año cuando las fallas mueven todo un fantástico mundo de colores y alegrías, de arte, de abundantes tracas…., embellecido por el impar encanto de las falleras y enfundado en el primitivo rito de fuego con la cremà.
El paisaje de la Calderona es airoso y abrupto. Y hay otro paisaje, el de las mascletàs, que encienden las noches y el día con espectaculares creaciones mágicas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Un microcosmos

por FINA MARÍN PÉREZ

Mi viaje termina aquí, en Valencia ¿Dónde mejor? Es la “tierra de las flores, de la luz y del amor”. Ya no vuelvo atrás. Mi cuaderno de viaje se embreña de vivencias, de secuencias con el paso del tiempo. Valencia lo tiene todo. Y ahora, en Fallas, tiene más. Una conciliación de elementos, con su cultura, sus monumentos falleros, sus lindas mujeres, su música, sus luces…. Mi Odisea está aquí, entre resplandores de tracas y degustaciones de buñuelos con chocolate, entre ninots y mascletàs, entre perfumes de rosas y melifluos cantos de olas.
Valencia, en Fallas, es un fantástico microcosmos.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¡Que me voy a Valencia!

por FINA MARÍN PÉREZ

-¡Ea! –gritó Rosendo.
-¿Padre, qué te pasa?
El sol de la mañana se removía como una sierpe por el portal de la masía.
-¡Que me voy a Valencia!
-¿Con quién, padre?
-Con Vicente, vamos a ver las fallas.
En la taberna del Pito se vieron los dos amigos. Llevaban ropas de domingo, con ligeros tufos alcanforados. Tomaron unas copitas y subieron al autobús de las once.
Por los viejos viñedos del cerro del Gordo revoloteaban las urracas.
Cuando vieron las primeras fallas, Rosendo exclamó:
-¡Diantre! ¡Cuando harán una falla con los chorizos de mi pueblo!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MACRODESPERTÀ 2014

por CARMEN LOPEZ MARMOL

Clareja amb un filtre gris conferint una llum mandrosa que dibuixant sense apetit cada racó. La pluja trenca sobre el meu polar blau.
Mire els núvols i amb la respiració entretallada pel tercer avís, em xope de l’aire humitejat avivant la meua fúria de batallar. Acaricie per setena vegada el meu tresor, absorbisc l’olor del seu contingut i abans d’obrir la meua caixa feta per el meu net; com un festeig, engolisc una llarga saliva, mossegue el llavi inferior i explote amb força un tro de bac.
Encara que el calendari del meu rellotge em juga desmanotats passades, ho recordé.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Mis abuelos

por Ángel Gálvez Hervás

Cada día tenían más arrugas y el color del pelo más plateado. Ya aparentaban una edad muy avanzada. Ese año me dediqué a ellos en cuerpo y alma. Fue maravilloso.
Cuando los llevé junto a otros ancianos y los dejé allí aquella noche, por un momento, su silencio se hizo infinito.
Al recoger las cenizas de la cremà, me sentí muy bien por haber hecho aquellos dos ninots con tanto cariño para una falla que homenajeaba a nuestros mayores. Recordé a mis abuelos de carne y hueso. Y un castillo de emociones iluminó todo mi interior.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Viatge de Noses

por ENCARNA GÓMEZ SANCHIS

Vicent i Amparito veïns de La Font de la Figuera es casaren, però no podien gaudir del viatge de noses.
Havia passat un any i havien tingut una xiqueta, s’apropava el dia de l’aniversari. L’amo d’on ella netejava al observar la tristor que la envaïa, li digué:
– La meua dona i jo havem pensat que este mes el jornal serà més sucós, així podràs celebrar l’aniversari.
– Gràcies Josep, com són Falles s’endurem a la xiqueta.
Es van instal·lar en una pensió, van gaudir d’espectacle de Focs d’Artifici.
Mirant-se als ulls i amb la seua filla en braços, estava tot dit.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El ansiado momento.

por pablo lopez roldan

Ya ha pasado todo un año… 365 días esperando la llegada de la mejor fiesta del mundo. Las luces iluminan las calles, las banderas resuenan del aire típico de marzo, el olor a churros con chocolate de buena mañana y el olor a pólvora a media tarde se invade de toda Valencia. La música suena, la gente abarrota las calles, muchos turistas disfrutan de nuestra cultura y ambiente fallero. Ahora sí, ha llegado el ansiado momento: LAS FALLAS.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Magia.

por pablo lopez roldan

Siempre había soñado con este momento… Después de muchos años por fin conseguí lo que tanto ansiaba. Tras aplicarme mucho en mis estudios y portarme como un niño ejemplar conseguí que mis padres me apuntaran a una falla. Hoy, después de 30 años lo he hecho con mi hija, ella también quería impregnarse de la magia de las fallas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NO SOMOS LIBRES

por Natalia Sanz Gurrea

Bueno, pues ya estamos aquí. No era como me lo esperaba, la verdad. Meses de espera oyendo hablar de él y me ha decepcionado, tan bonito que me lo habían pintado. Decían que tenía balcones llenos de flores detrás y lo único en lo que coincidía era en el color blanco de la pared.
Nos han plantado a las ocho de la mañana, supuestamente combinados con el escenario que dibuja la calle. El jurado lo mira todo. Miramos a los visitantes con ojos de cartón. Hace frío. El suelo está húmedo porque anoche llovió. No somos libres como creíamos.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FINALISTA

por Antonio Pérez Rodilla

Su rostro denotaba contrariedad un año más. Acababan de librarselos premios y había vuelto a quedar solamente finalista.
Participantes, jurado y empleados comenzaban a abandonar la sala y él remoloneaba para poder salir el último, algo que consiguió sin mucha dificultad. Cuando iba a atravesar la puerta oyó un leve murmullo, volvió rápida la mirada hacia la sala y vio un universo de figuras que poco a poco se desvanecían. Eran mascletás, ninots,fuego y sedas bordadas que vestían falleras.
Y así comprendió la esencia de los relatos.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Un arte que roza lo divino.

por Luis Gispert Macián

Cuando la primavera anuncia sus nuevas auras, los dioses del arte y de la creatividad se reúnen en Valencia. Y la magna inspiración brota entre bellas cascadas de luz y gracia, sellando en la capital del Turia la alegría, el donaire, la sátira y el humor, como trazos de vieja sabiduría. Signo de una vitalidad marcera refrendada cada año por todo el mundo.
El seductor encanto de la Fiesta, la conjunción de mujeres y de flores, se arrebata por esta áurea ínsula de fantasía, de plausible creación de afamados artistas, acreditando con sus Fallas un arte que roza lo divino.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La ciudad que buscaba

por Luis Gispert Macián

Crucé el mar cuando la primavera se acentuaba en los árboles con sus colores de verde tierno. Y apareció la ciudad. Grande. Dinámica. Portentosa en belleza. Saturada de azahar, como nieve perfumada.
Hermosas muchachas desfilaban por sus calles y plazas, llenando de emoción todos los barrios, entre hidalgos de blusa.
Con sus trajes de gala primaveral eran como rosas de fulgor crecido, llenas de gracia en los vergeles de la fiesta.
Jazmines de fuego enervaban los ambientes de cada Falla. Era el mundo que buscaba, en Valencia. En la gran fiesta de las Fallas. Despierta siempre, generosa, soñadora y amada.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

En el cielo de Valencia

por Luis Gispert Macián

Me gusta el cielo de Valencia. Siempre reverberante, iluminado de palomas, de crepúsculos hechizantes, haciendo relucir hermosas cúpulas y la traza soberana y artística del Miguelete.
Me siento en la plaza de la Reina, que hierve de voces y falleras. Y allí estaba el hombre, sentado, viendo jugar a su nieta, al lado del vendedor de globos de colores.
-¿Abuelo, me compras un globo?
Y la nieta, feliz, caminaba con su brazo alzado, estirando su globo como un clavel erguido, danzando alto en el cielo de Valencia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

el selfie

por Natalia Sanz Gurrea

Doscientos cincuenta y siete días le costó acabar la figura. Los tenía contados porque empezó el día de su cumpleaños. Ahora, plantada en la calle, la miró desafiante. No sabrá nunca lo que pienso de ella, pero realmente la quiero, musitó.
Esperó a que la calle se despejara y saltó la valla. Allí, a su lado, el mundo se ve de otra manera.
Y entonces lo hizo. Reunió el valor suficiente y sacó de su bolsillo el teléfono. Un selfie era lo que siempre deseó hacer con este ninot y nunca lo había conseguido. Ahora era suyo para siempre.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

el foc no té cor

por Carlos Barbé Soriano

Allunyeu el foc!.. Per què no puc parlar? Per què cride i no se’m sent?
S’amunteguen els records en mi. Sembla que mentre puja la calor i el meu cap bull, s’ha disparat la meua memòria, Sent el meu pèl cremar, els meus braços fondre’s. Vull cridar “Estic Viu! Però res eix de la meua boca bullint, descomposta ja…res ha servit per a res, res té sentit, la cremà acaba amb records, desitjos, il•lusions, projectes, sentiments…La vida és una passió inútil, fins i tot per un ninot de cartró, com jo…Qui sabrà mai que jo tenia cor?

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FUGIDA

por Josep Calero Martí

Navegue pels carrers suggeridors i estrets que envolten la catedral. M’allunye del soroll inevitable que aquests dies envaeix la ciutat, quan el foc, el fervor, la música en són protagonistes inevitables. Mire d’assaborir l’aroma de tants poetes i artistes que des de fa segles han recorregut aquells camins ciutadans i hi han deixat una empremta tangible. Aprofite per allunyar-me de les multituds de nouvinguts que volen viure la festa. De sobte, en girar una cantonada, s’enlaira, sorgida del no-res, una falla sublim que em fa reviure l’art d’aquells admirats clàssics.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Reminiscència

por Antonio Martinez Parra

Mirava aquell album de fotos, cada full abatuda emanava inconfusible olor d’allò que s’ha guardat, homens bregant amb argila, cartó i fusta recreant ninos grotescos. Quina finalitat tindrà?, endevinant-li el pensament una veu pròxima va contestar -són falles visten la ciutat i es cremen a la mitjanit del 19 d’aquest mes, convertint-ho tot en llum i record. I a qui veus és a un dels més guardonats artistes- va creuar la mirada amb la seua interlocutora a qui no reconeixia ,- et vull Papà li besà mentres obria el finestral amb l’inici dels primers coets, ell va quedar en silenci.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Cara a cara

por Jose Carlos Roig Ocerin

Llevaba ansioso mucho tiempo deseando volver a verla. Muchos meses de arduo trabajo refugiada, ella, en mi memoria, dibujada en mi retina e incrustada en mis pensamientos.
Conseguir mi sonrisa con sus hilarantes historias era un recuerdo presente. Su ironía y mordaz sátira la hacían única. El abanico multicolor de su estilizada figura, me enamoraba. Su hegemonía y preeminencia eran innegables, reinando orgullosa, efímeramente.
Faltaba poco. Pronto tendría vacaciones y, después de una larga ausencia, volvería a casa. Llegar y tenerla, sentirla a mi lado. Vernos cara a cara. Ver plantada mi Falla en la plaza.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL NIÑO QUE NO SABIA SONREIR

por Jose Carlos Roig Ocerin

Siempre viviendo hacia dentro. Encerrado en su mundo de ausencias.
Penumbra.
Miradas perdidas y hueras, reflejo en angustia familiar. Estímulos externos de retorno. Emoción e inquietud.
Inmóvil frente a su pequeña falla de la mano de sus padres.
Esperanza e ilusión.
Al verla, perfiló un sereno esbozo de sonrisa.
Vida.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Festin gastronomico en el Museo fallero

por Jose Domenech Bufort

Cuando ese año fueron indultados los dos nuevos ninots, para celebrar su entrada en el museo fallero,todos los moradores prepararon una gran bienvenida gastronómica valenciana.
Un ninot que era del Palmar preparó unos entrantes de All i pebre y una buena paella.
Otro que era de Alboraya se ocupó del postre con unos fartons i orxata .
Y otro que era de Mislata montó una gran mascleta.
Los nuevos ninots quedaron muy contentos del recibimiento y exclamaron ; ¡VIXCA VALENCIA! i
¡VIXQUEN LES FALLES!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FESTA I FEINA

por Mercedes Llorca Ulzurrun de Asanza

Floristes. Indumentaristes. Personal pirotècnic. Reporters. Personal de neteja. Serveis d’emergència i sanitaris. Artistes fallers. Músics de banda. Bunyoleres i bunyolers. Orfebres i ciselladors. Fotògrafs. Gent de l’ hostaleria. Guies turístics. Agents de seguretat. Conductors i conductores d’autobús i metro. Perruqueres i perruquers. Maquilladores. Agències de viatge. Empreses d’il•luminació. Brodadores i modistes. Transportistes. Muntadors de carpes. Bombers. Taxistes. Periodistes. Dolçaina i tabal. Tot festa. Tot feina.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

PARTITURA OBLIDADA

por Anna Solsona Llorca

Asseguda en una cadira del menjador, l’últim tro de la mascletà la feu caure en el compte de que la seua neta ja no aniria a dinar. “El nostre sector és el primer en passar ofrena i la falla queda lluny d’ací”, li digué al matí mentre es vestia per acudir a la cercavila. Sospirà resignada i començà a desparar taula quan un somriure involuntari acudí al seu rostre. La seu xica passaria per casa, segur: cap músic desfila en l’ofrena sense interpretar “València” i la partitura semblava mirar-la de manera còmplice des del moblet de l’entrada.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Mi ruta fallera.

por FINA MARÍN PÉREZ

Desde la estación del Norte inicio siempre mi ruta fallera. Me encanta saborear el rostro de Valencia por la noche, con miles de guirnaldas iluminando sus calles y plazas. Es la noche de los valencianos, la de las cenas, con chispas de alegría rociadas en los rostros de las hermosas falleras. La noche de la “plantà”, entre risas y cantos que se conjugan con el olor a pólvora, donde por las dulzonas mañanas cantan los jilgueros y la Carmen contempla la animada plaza de la Merced, donde vive, por la entornada ventana de su blanca habitación.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Nostalgia

por FINA MARÍN PÉREZ

Vuelvo a escuchar los acordes del himno fallero. Con lágrimas en los ojos evoco preciosos momentos que viví por primera vez, vestida con el traje de fallera: La ofrenda de flores, llena de belleza y color, el desfile, el eco de algún petardo disparado en el recodo de alguna calle.
Veía a la Mare de Deu majestuosa, hallándome a sus pies muy emocionada. El aire se llenaba de fragancias frescas. Besé mi ramo. Era la primera vez que participaba en la ofrenda. Tenía 18 años. Hoy lo recuerdo con el cariño de una valenciana viviendo fuera de su tierra.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Fuego, luz, sueños.

por FINA MARÍN PÉREZ

Vuelvo a evocar ese momento. Son las 24 horas del día grande, 19 de marzo, San José. Mi bella ciudad ha cumplido con el rito del fuego. Toda ella respira pólvora, sonidos, luces, música, alegría y lágrimas.

Preside el balcón del Ayuntamiento la fallera mayor. A su lado, la corte de honor, sus amigas. Faltan unos segundos para prender el fuego a la falla principal. Como un néctar de la fiesta se escucha el himno fallero y por mi cara resbalan dos lágrimas de emoción. Con ellas van todas las vivencias de la semana fallera.

Las llamas acarician los sueños.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

REFLEX

por Benjamín Blanch Carpena

Mentre caminava per l’avinguda que jalona el marge dret del riu en direcció cap al Parterre, punt d’inici de l’Ofrena, a Marta començà a envair-la l’emoció. Escortada per la seua comissió, ensumant l’aroma dels rams de flors i enlairada per les notes de la banda, arribava el moment més esperat del seu regnat.
Girà un segon la mirada cap a l’altra vora del riu i la va enlluernar el reflex d’un raig de sol en la coberta de vidre del Palau de la Música. Li va fer l’ullet i somià pujar al seu escenari l’any vinent.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Enamorarse

por Mercedes Romero

La primavera llama a su puerta y Valencia se lanza a la calle, engalanada de fiesta con sus coloridos trajes y perfumada de pólvora. Desfila el compás de la música, orgullosa y feliz, ante la mirada atenta de miles de ninots nacidos para inmolarse en el fuego purificador que crepita en una tradición que engancha y deslumbra a los numerosos espectadores que estos días la acompañan.
Los sentidos sucumben y se dejan seducir, es imposible no contagiarse, no caer rendidos a los pies de esta Valencia mágica. Enamorarse ha sido muy fácil, olvidarla será imposible. Volver, una ilusión.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA BANDA

por Juan de Dios García Soto

Las aguas cristalinas del caudaloso río se despeñaban por la montaña chocando sobre las rocas, despidiendo unos armoniosos sonidos, que deleitaban en sus habituales visitas a los habitantes del pueblo. Ésta fue la inspiración del “maestro de escuela” para crear la banda musical.
Niños y niñas se entregaron con gran ilusión. Pronto su fama se promulgó en toda la comarca…, hasta la capital alcanzó. Le llovían ofertas para disfrute y diversión, ¡qué bonito…! La Junta Central Fallera, reclamó su presencia.
En la falla, todos aprobaron la composición exclusiva de una banda infantil, resultando, la más popular del conjunto fallero.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La vida fallera

por MAITE RODRIGUEZ BLASCO

Ya se acerca el mes de marzo,
es el mes de San José,
el mes del día del padre
y de las Fallas también.
El mes de la primavera,
en el que las flores brillan,
al igual que las falleras,
con sus trajes y mantillas.
La pólvora inunda las calles,
que se llenan de colores,
de bullicio, de jarana,
de ninots, alegría, sátira.
Comienzan las mascletás,
las plantás monumentales,
las cabalgatas, la ofrenda,
los premios y las verbenas.
La fiesta ya está en la calle,
pronto será la Cremá,
y de nuevo al día siguiente,
todo volverá a empezar.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El cudolet

por Pedro Rodrigo

” El cudolet”
La notícia corria com la pólvora. Que ve el rei al cap i casal!
Luisito, el de postres Martí m’ha dit que l’alcalde li ha telefonat, que assolen sa casa i que posem les busques del “cudolet” compte arrere.
-Un pastís de moniato s’hauria d’emportar el borbó!-
-S’acabaren les festes!-
-I del nano del carrer En Llop?-
El Carceller no vol que cap xoriço se l’enduga, l’ha comprat!
-Encara sort!-
-El tal Mendizábal acabà amb els frares i ara l’alcalde tomba el barri!-
I tot per a que Don Pepito ?.
La modernitat, amic, per fer unes mascletaes més grans i més universals sense corda! i a més deixaran plantar la falleta!
Gràcies don Pepito, me quede més tranquil!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Why?

por Franz Kelle

—But why? —exclama atónito un turista al ver cómo prende la falla. Y desata un torrente de imágenes en mi cabeza: sopars de sobaquillo en el casal, la mano de papá guiándome por la exposició del ninot, la de la iaia desplegando su magia bunyolera, fallas imposibles de Pepet, la mascletá que me hizo llorar, brillo en las miradas rumbo a la Verge, el corro de infantil dibujando su fallita la mañana del 15, aquel beso al calor de la verbena con Fito de sintonía…
«¿Cómo le explico yo todo esto en inglés?».
—Why not? —le contesto.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

TEMPESTA DE FOC

por Josep Calero Martí

Plou a bots i barrals sobre l’escena fallera. Els ninots acullen, somrients, l’aigua amb què el cel els bateja. Els operaris miren de protegir, com poden, la feina i dedicació de tants mesos. Llençols de tots colors solquen la immensitat dels monuments, mentre tot el món mira els seus mòbils buscant consol en unes prediccions meteorològiques més favorables. Llamps i trons substitueixen els més acostumats espectacles pirotècnics… fins que tot cessa. La cortina de núvols es desfà, un sol lluent s’obri camí i deixa en anècdota el pas de la tempesta, mentre els llençols desapareixen. Els ninots, somrients, cremen.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Goig

por Vicent Ballester Sanchis

Amor, olor, sabor, dolçor, l’olor del pa acabat de fer. La primavera es cola pels narius i passa suaument perfumant l’interior del meu cos. El dia s’allarga, el cos reviu, olor, sabor, bunyols, xocolata. Amor, creixent, pell, flor, suor, porus cridaners que busquen la llum. Pell que vol fregar pell. Mediterrani, més llum, olor, pólvora, soroll, fum, foc, calor. Ulls que et traspassen. Més foc. La nit. Calor de nit. Nit de festa, amb fum, amb foc, amb llum. Nit de llum. Llum en la nit. Aire. Flor de taronger. Aroma, perfum, música. Goig de viure, goig de ser.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FMI

por Felipe Javier

Quant desconsolada la xiqueta ploraba i amb que força el seu cor bategava,
el monument es cremava, el seu regnat s’esvaïa.
En la seua ment s’amuntonaven records, moments d’un any intens, viscut,
somiat, que mai oblidaria.
De sobte com per art de màgia el plor va cessar, la xiqueta va comprendre
que eixa nit es gitaria i al despertar tot tornaria a començar.
Que els regnats se succeïxen, les vivències s’acumulen i la festa continua.
La Fallera es va fer Major.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El Hipster y La Fallera

por ALICIA MIRAGALL VERCHER

Todo empezó en una noche de fallas. El hipster volvía a su casa, después de tomar unas cervezas con sus amigos. Iba en su moto, pero el gentío le impedía circular con normalidad. De repente, una chica se cruzó en su camino y por poco la atropella. Ella le gritó: “ten cuidado, mira, se me han caido los churros al suelo”. El la miró y se quedó prendado, era bellísima, pero… ¿una fallera? ¿en serio? Aún así, el le contestó: “discúlpame, deja que te invite, ha sido culpa mía”. Ella le sonrió y ahí empezó su historia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La falla de Perfectland

por Manuel Llongo Renat

El rey de aquel rico país del norte no entendía por qué Pepe, el veterano artista fallero, definitivamente había declinado el encargo después de haber estado casi un mes invitado, con todos los gastos pagados, cogiendo información para plantar un monumento fallero en aquella tierra.
Pepe rompió el contrato porque allí no había políticos con cuñados contratistas ni fotogénicas amantes del rey ni hijos de folclóricas pinchadiscos ni entrenadores de fútbol bocazas ni cocineros presentadores de televisión ni empresarios amiguitos del alma ni alcaldes con sentido del humor…
Aquel reino era tan impecable que se quedó sin falla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Aroma de ti.

por Fernando Jose Lopez Sanchez

El estruendo, la sonoridad y el color era la enseña típica de aquella urbe durante las fiestas.

El perfume generado por la combustión de la polvora y azufre hipnotizaba a todo curioso que osaba acercarse embelesado por tan magno espectáculo pirotécnico.

Cualquier ínfimo rincón, se convertia en un improvisado palco para deleitarse con la multitud de exhibiciones acontecidas en cada barrio.

El amor por la polvora no era materia de obligado cumplimiento en Valencia, era algo mayor, se transmitía genéticamente de manera natural.

Cilindros, salidas, truenos, masclets, traca… todos se alineaban en la eterna sinfonía que aderezaba la semana fallera.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Al Tombe.

por Fernando Jose Lopez Sanchez

Deseaba sorprender con aquella magna composición. Como solía asegurar a sus allegados, no había gloria sin riesgo.

Arribó la madrugada, apareció la cuadrilla dispuesta a levantar el coloso en ciernes.

El cansancio comenzaba a hacer mella en ellos, jornaleros de la gloria. La lluvia que arreciaba tampoco ayudaba en demasía a la hora de ordenar y ensamblar las distintas piezas, que formaban el remate.

Quieto, impasible, observador, vigilaba lo que acontecia a su alrededor.
Acostumbrado a la oscuridad mas absoluta, el amenecer le cegaba.

Su presencia a pesar de difuminar el paisaje, pasaba inadvertida, presos de sus preocupaciones diarias.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Los sueños se cumplen.

por Charo Sanchez Vela

Hoy 18 de marzo, mi alma está contenta.
Voy a cumplir un gran sueño. Ir con mis nietos a la ofrenda. Arrastrando el cochecito, cubierto con la señera.
Completo el recorrido por las calles de Valencia y cuando entro a la plaza siento una gran emoción, pues noto como la patrona nos manda su bendición.
La nena tiene cuatro años, el nene tiene año y medio. Ella entrega su ramo, el se va durmiendo.
Mas cuando de felicidad y cansancio esa noche me desvelo, siento que mi corazón me dice: Por fin, ya se ha cumplido tu sueño!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

PLORES FALLERES.

por José María Solá Guzmán

Les plores no lì impedien veure com les flames consumien la seua fallita, en la nit trista per a ella, de Sant Josep.Pepita desconhortada , apretaba els punys en força, negant l´evidencia, el monument infantil se reduia poc a poc i sense remei, a cendres.El seu disgust i els seus changlots pensà, que serien suficients per a apagar el foc , s`equivocà.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN SON MOLT REAL.

por José María Solá Guzmán

Tènia els ulls humits i plorosos, vaig parpellejar diverses vegades, convençut de que continuava somiant. ¿Què fas ? Li cridé, pantaixant.
Allunya´t al personatge d`uniforme fosc , amb tota la força de que vaig ser capaç, li vaig espentar per a intentar avortar la seua acció, amb l`aigua, després de tot, si era un son, no podria fer-li dany de veritat, no ho vaig poder moure un pam.
Vaig pujar la mirada, les plores no s´havien assecat en les meues mejillas, mi cap va callar entre la meua falda, el foc sense remei va consumir el monument, i amb aixó, totes les meues esperances.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MICRORRELATO FALLERO.

por José María Solá Guzmán

El pasado año, fuí a las Fallas de Valencia, (España), 15-19 de Marzo, fiesta, arte, tradición, cada año volveré.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LES FALLES DE LA MEUA INFÀNCIA.

por José María Solá Guzmán

Aquell principi de març, seria com tots els anys, les dones del barri cosien molt de pressa i amb tota precisió, la roba que vestirien als ninots, amb eixos preciosos caps de cera.
Benditas tradicions d`aquets anys cinquanta que ens està tocant viure, època sense luxes ni dispendis però amb l`alegria de celebrar unes festes tan barroques i valencianes.
¡ Mare, m´abaixe a la falla, done`m una pesseta per a comprar-me bunyols i petards !
Hui, és el dia 17, dia de la plantà, la meua falla per a mi, serà la millor del món, tant de bo, les festes duraren eternament.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

ESTÁN LOCOS ESTOS FALLEROS

por José María Solá Guzmán

La distancia no impedía su viaje a Valencia, John desde Australia ,ilusionado, iniciaba esa visita a las Fallas, una fiesta singular, en un lugar lejano, donde durante una semana , está prohibido dormir.
Llegar a la ciudad y asombrarse fué todo uno, un tiempo estupendo, las calles cortadas al tráfico, multitud de gente, música por doquier, olor a flores y buñuelos, falleras guapas con unos vestidos de seda, preciosos,petardos y pólvora en cualquier esquina, paellas nocturnas en plena calle,monumentos grandes y pequeños de cartón piedra espectaculares, pero que incomprensiblemente queman hasta reducirlos a cenizas…
¡ Están locos estos falleros !

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

ESPERANDO.

por José María Solá Guzmán

Reina en el taller, tranquilidad y silencio. De la pared cuelga medio consumido ya, un vetusto calendario, que escupe los últimos días del verano.Espera el ambiente, el inicio de la explosión de ingredientes, que culminarán el guión cultural y fiestero, de un sabido triunfante menú, para degustar con los cincos sentidos.
Más tarde, las manos serán meras correas de transmisión , en la elaboración del bocado final, que pide para su satisfacción, el fuego eterno y purificador, con una energía que no se destruye , solo se transforma, en cada entrada de la primavera.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NOSTALGIA DEL PASADO EN EL AÑO 2105.

por José María Solá Guzmán

Las lágrimas afloran a mis ojos, recordando con nostalgia las palabras de mi bisabuelo, que debido a mi corta edad, apenas entendía. En su juventud, principios del siglo pasado, aún no estaba prohibido el fuego purificador que ponía punto y final a los monumentos falleros de mi ciudad hoy llamada “Valenciápolis”.
El asentado cambio climático que en pleno siglo XXII, año 2105 , sufrimos, impide por ley, la realización de fuego y el gasto de agua para consumo no humano.Cada ciudadano plantamos un “ninot” que en la noche del 19 de Marzo, reciclamos para su posterior reutilización social o personal.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

TIC, TAC, TIC, TAC …

por José María Solá Guzmán

Tic, tac, tic, tac… s`acosta l`hora, fi d`un principi, principi d`un fi, s`ultimen els preparatius, amor i tradició s`uneixen en una simfonia de valors impossible de detenir.
Tic, tac, tic, tac… anades, vingudes, passions oposades, lluiten per portar , a cap, l´ultime acte de la funció, predestinada per endevant a un èxit, no por esperat, magnifique, rotund.
Tic, tac, tic, tac… gens es destrueix, solament es transforma, contínua la festa en un bucle sense final, naixer per a morir, morir per a naixer, va arrivar la mitjanit, dinové dia, tercer mes de l`any. Tic, tac, tic, tac…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

DE L`INDULT , AL MUSEU.

por Amparo Guzmán Morales

Enguany havia començat la plantá massa prompte, un mes d`antelació era molt extraño, me havien plantat en una falla enorme i coberta, no passaria fred , ni em mullaria si ploguera,de seguida em vaig fer amic dels meus companys ninots, que per cert estaven tan estranyats com jo, de la qual cosa ens estava succeint.
La gent ens contemplava contenta, a pesar d`haver pagat diners per entrar , reien, ens fein fotos i votaven el seu ninot favorit, al final ho vam entendre, el guanyador viuria eternament alliberat-se dl foc purificador junt amb els guanyadors de `altres anys, en un museu faller.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Al mig segon

por Ampar Cabrera i Sanfèlix

Vaig prometre no tornar-me a enamorar, no tornar a enviscar ni a desfer les vores d’esta túnica impoluta que m’abraça l’ànima. Ho jurí. Mes… No vaig ser capaç de resistir el vol de les seus faldes descarades i descarnades en burla, no poguí evitar passar el dit per les pells d’aquella cuixa i pecar en el sèptim manament escarbant-li lo sentit.
Vos confesse que no havia passat ni mig segon de l’últim adeu i ya duya en la vesta un sèt com un huit de chulleta, ya havia rendit el cor, ya m’havia enamorat d’aquella falla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UNAS FALLAS DIFERENTES.

por José María Solá Guzmán

Vivir las Fallas entre cuatro paredes era una sentencia que debía asumir.Un accidente no había respetado mi alegría de vivir ,ni mi corta edad, busqué el lado positivo y el optimismo sería mi gran baza a jugar.
Cambiaré mi traje azul de valenciano por un pijama también azul , ayudaré al resto de compañeros a disfrutar las Fallas en aquel lugar , la tristeza desaparecerá de nuestras caras infantiles.Todo será magia ,haremos una pequeña falla infantil, sin quemarla, veremos y oiremos por televisión las “mascletás” , cantaremos , lloraremos en la “cremá”, por unos días olvidaremos todos las penas,enfermeras, médicos, enfermos y familiares.

(Homenaje a todos los niños y niñas que pasan las Fallas en un hospital ).

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

PATRIMONIO. (LA CANCIÓN).

por José María Solá Guzmán

Nuestro arte de fuego
“Las Fallas” tan queridas,
en el mundo entero
ya son reconocidas.

Patrimonioooo
lalalalá
somos patrimonioooo
lalalalá
lalalalá.

La música, las luces
ese fuego ese color,
la seda y las flores
esa pólvora, ese olor,

Patrimonioooo
lalalalá
somos patrimonioooo
lalalalá
lalalalá.

Todos juntos
ya cantamos,
todos juntos
emocionados.

Patrimonioooo
lalalalá
somos patrimonioooo
lalalalá
lalalalá… (hasta el final).

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

AMOR QUE NUNCA SE ACABA

por José María Solá Guzmán

Fallera hija, fallera madre
amor de fallera,
orgullo por la sangre
amor por su tierra.

Ángeles con banda
banda con flores,
valenciana y fallera
hermosas tradiciones.

Fuego y explosión
amor por la falla,
fiesta y emoción
amor que nunca se acaba.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

En llamas

por Concepción Coll Sánchez

Mientras voy caminando me envuelven el olor a pólvora, el estruendo de los cohetes y el sonido de la música ; la calle está vestida de fiesta, engalanada con mil colores de luces y flores.
Todo me transporta al pasado, al siempre. Qué felicidad volver a casa, mi hogar hecho de fuego y tradiciones. Vivir estos días en Valencia…mi preciado regalo .
Un año más la meva mare y la tieta, emocionadas, me esperan con chocolate caliente y fartons para después ir a la Falla de la plaza..
Un año más mi ciudad y mi corazón están en llamas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NINOTS ENAMORATS.

por José María Solá Guzmán

Un dia de Febrer em vaig enamorar de tu res mes veure´t, estaves guapíssima, vivim junts els nostres primers dies, en aquell immens taller faller, un mes, mes vesprada, ens van plantar en la falla en la mateixa escena, que sort, molta gent va ser testiga del nostre amor en eixos quatre dies,tristament va arribar la fatídica hora de la cremá i vaig ser feliç de cremar-me junt amb tu, viurem eternament com uns ninots enamorats.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LAS REINAS DE LAS FALLAS

por Amparo Guzmán Morales

Nada más despertarme pienso y estoy con vosotras, ir a la “Despertá” , desayunar buñuelos con chocolate cómodamente,ir a ver fallas, a la “Mascletá” ,comer paella, ir a ver más fallas, merendar, ir a ver más fallas, a la “Ofrena” , cenar, ir a ver más fallas, castillos de fuegos artificiales, ir a ver más fallas, verbenas, bailes, ir a ver más fallas…
Es un no parar, un estrés deseado y disfrutado, que no sería posible sin vosotras, las Reinas de las Fallas, mis queridas zapatillas deportivas. . ¡ Os quiero !

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN MILAGRO EN FALLAS.

por Amparo Guzmán Morales

Entre la multitud de gente contemplando la falla, nuestras miradas se cruzaron , de repente se instaló el silencio , junto a nosotros nadie existía. Ella pocos años, yo demasiados, su silla de ruedas y mi bastón acompañaban nuestras vidas, mentalmente escuché un mensaje : ¡ Si quieres, puedes !
Supe al momento lo que tenia que hacer , mi vida carnal por su curación.La decisión estaba tomada , noté ligereza en todo mi ser , mi cuerpo ya era de cartón piedra, el fuego me haría eterno, desde la falla ya como “ninot” la ví a lo lejos andando , a su : ¡ Gracias ! yo le contesté : ¡ Por tí seré un efímero “ninot” de falla !

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

CENDRES

por Rafa Sastre

Quan la coneguí, la meua vida es va il·luminar com Russafa durant les nits de falles. La primera vegada que la vaig besar, el cor em bategà amb la fúria del terratrémol d’una mascletá i sempre que fèiem l’amor, focs d’artifici envoltaven els nostres cossos.
Ara que no està amb mi, les cendres de la meua ànima semblen les d’aquell lleig ninot que mai ningú va salvar del foc.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Ella aún recuerda

por Ximo Hernández Marín

Ella aún recuerda cuando llegó a la ciudad; al principio, estaba asustada por el tráfico ensordecedor, por la multitud pululante, por la terrible sensación de estar sola… peor, de sentirse sola. Estuvo a punto de volver a casa, al pueblo, a lo conocido. Pero descubrió que comenzaba el mágico momento del año en que se llenaba de luz, alegría y color cada uno de los rincones que de aquella abrumadora ciudad: y dejó de tener miedo y de sentirse sola, y curiosa comenzó a mirar a su alrededor hasta que, sin querer, sus ojos tropezaron con una falla. Y sonrió.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

COMO SIEMPRE

por Ximo Hernández Marín

Hoy me levanté temprano, como siempre, me duché y desayuné, como siempre, me lavé los dientes y me vestí, como siempre, bajé a la calle, como siempre, caminé hacia la esquina, como siempre, respiré el olor acre de la ciudad, como siempre, saludé a Doña Rosario, la de la panadería, como siempre, ella me sonrió, como siempre, atravesé la avenida, como siempre… y ahí estaba la falla, mi falla, orgullosa y viva, decorando la ciudad con su alegría y su color. Y me sentí feliz, como siempre que recuerdo cuánto amo esta fiesta

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

QUI VOL BERENAR?

por Carmen Cantón Manzano

Al bell mig de casa, una taula ampla, robusta, abarca la familia. Allí tenen lloc dinars, sopars i tota mena de picaetes quan algú te fam a qualsevol hora.
La taula sosté converses serioses, distengudes, deures dels xiquets i els documents amb més valor.
Tota visita seu a taula per un café, un trosset de coca o, amb sort, bunyols amb xocolata.
Sobre eixa taula reposen bosses, joguines i infinitat de manualitats. De fons sempre ploren xiquets.
A la taula del casal, com a casa, sempre s’escolta <>.
I encara diuen que la falla no és una familia…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

A LA MEUA JO DEL FUTUR

por Carmen Cantón Manzano

No deixe de pensar que en un any acabarà; tot i que encara no ha començat. Espere el pròxim 19 com qui navega a la deriva i no pot esperar per trobar terra, i encara així, sols desitge eternitzar aquestes falles; perquè no ha començat i ja pense en què no vull que acabe.

A la meua jo futura: m’agradaria que en fer la vista enrere, recordares sempre aquest moment previ a eixe any de regnat amb què tant somniaves i de nou sentires que vas a la deriva. Perquè d’il•lusions no es viu, però pots plenar-hi la vida.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Quan Groucho Marx visità les falles

por Francesc González Molinero

Quan Groucho Marx visità les falles de València l’any 1933, ho va fer convidat pel prestigiós faller Regino Mas.

En arribar a la falla que l’artista s’havia encarregat de plantar a la plaça del Mercat del Grau, sota el títol «A peixar nuvi», -una sàtira sobre tàctiques de les xiques per a trobar marit-, Groucho es va quedar mirant-la detingudament, i després d’una estona va dir: Saps, Regino?, fa temps vaig conviure quasi dos anys amb una dona, fins que vaig descobrir que els seus gustos eren exactament com els meus: a tots dos ens agradaven les xiques.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FMI

por Felipe Javier Acebrón Caballer

Quant desconsolada la xiqueta plorava i amb que força el seu cor bategava,
el monument es cremava, el seu regnat s’esvaïa.
En la seua ment s’amuntonaven records, moments d’un any intens, viscut,
somiat, que mai oblidaria.
De sobte com per art de màgia el plor va cessar, la xiqueta va comprendre
que eixa nit es gitaria i al despertar tot tornaria a començar.
Que els regnats se succeïxen, les vivéncies s’acumulen i la festa continua.
La Fallera es va fer Major

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN MIRACLE EN FALLES

por JUAN ISACH ALEGRE

El iaio de Carles estava cansat. L’hivern havia sigut traumàtic per a ell, però començava a reviscolar pensant en l’arribada de la festa josefina i en què el seu nét passaria unes vacances amb ell; i com no, li explicaria la grandiositat d’aquesta festa tan arrelada en l’ànima dels valencians.

L’inici de la primavera canviava el semblant del iaio. Desitjós de vore les falles i el seu nét; parlar amb ell sobre l’elaborat mant de la Verge, el color faller i el soroll i fum fester.

El iaio de Carles estava…molt animat!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL SOL I LA LLUNA VOLEN SER FALLERS

por JUAN ISACH ALEGRE

EL SOL I LA LLUNA VOLEN SER FALLERS

Mira el sol la terra valenciana,
veu com desperta i escolta el matiner soroll.

Inicia la festa amb música matinera:
la dolçaina, el tabalet i instruments al coll.

Toca anar al casal,
falta ninots que retocar.
Pensa la regina com plantejar:
un regnat immemorial.

Replega la nit il·lusió matinera:
festa josefina i monuments que reflecten la lluna.

Àgap al casal, faller que es sincera
complint el cicle fester:.tots a una.

La nit millor que la matinada fallera?
Millor la matinada que la nit dels fallers?
La resposta està en l’ànima festera:
perquè sol i lluna volen ser fallers.
.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

VOLGUERA I NO VOLGUERA

por JUAN ISACH ALEGRE

Volguera
volguera vore,
volguera vore la falla,
volguera vore la falla plantada,
volguera vore la falla plantada al barri,
volguera vore la falla planda al barri meu.

No volguera vore gent del barri desanimada,
no volguera vore la brutícia amuntegada,
no volguera vore destrossat monument,
no volguera vore açò: malament.
No volguera vore.
No volguera.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA PERLA FALLERA

por JUAN ISACH ALEGRE

LA PERLA FALLERA

Buscava entre calaixos i armari,
i no trobava res.

Nerviós com quan començà parvulari,
Carles buscava,
i no trobava,
ni dins ni en els afores.
No en trobava gens.

El iaio li va comentar,
que era fallera; era… una perla de mar.

Carles no conegué,
qui va ser la mare de són pare,
que en el mateix carrer naisqué
col·laborant sense esperar ni tres;
sempre en segon pla, darrere.

Buscava entre calaixos i armari,
i a la fi, aparegué,
la foto de la seua iaia Maria,
amb traje de valenciana de cuina;
perla ella, com el iaio digué.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NOSTALGIA DE NINOTS

por Aurora Roger

Me sobresalta en mi letargo un traqueteo, la falsa mascletá del despertador. Parezco hibernar en una madriguera. Apenas salgo. Añoro el olor a pólvora, buñuelos de calabaza, chocolate humeante, bandas de música marcando alegres ritmos, el incesante bullicio callejero. Ninots , castillos de fuegos artificiales como lluvia luminosa en la oscuridad; me emociona la Ofrenda de flores destinadas a componer el puzle del manto de la Virgen. Este año tendré una atalaya especial para disfrutar la fiesta. Soy la peineta de la Fallera Mayor, que heredó de su abuela. Llevo noventa años en la familia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NOSTALGIA DE NINOTS

por Aurora Roger

Me sobresalta en mi letargo un traqueteo, la falsa mascletá del despertador. Parezco hibernar en una madriguera. Apenas salgo. Añoro el olor a pólvora, buñuelos de calabaza, chocolate humeante, bandas de música marcando alegres ritmos, el incesante bullicio callejero. Ninots , castillos de fuegos artificiales como lluvia luminosa en la oscuridad; me emociona la Ofrenda de flores destinadas a componer el puzle del manto de la Virgen. Este año tendré una atalaya especial para disfrutar la fiesta. Soy la peineta de la Fallera Mayor, que heredó de su abuela. Llevo noventa años en la familia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Los estorninos

por Luis Gispert Macián

Por San José el Venancio solía acercarse a Valencia a comprar pienso. Le arrebataban las “mascletàs”, las figuras grotescas de las fallas y el vino tinto que le servían en la fonda del Vicente.
Repetía la misma cantinela: “Vaya, siempre que bajo a Valencia las nubes se estancan por el cueto de la tía Felisa y los vencejos chirrían por la torre de la iglesia”.
Le gustaba apoltronarse en los jardines del Parterre para ver como los estorninos salían despavoridos de los monumentales ficus ante el estruendo de los petardos.
-¡Jajaja… Éstos no son como los vencejos de mi pueblo!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Como un manojo de rosas

por Luis Gispert Macián

Miraba atento aquella canastilla de flores que tenía delante. Sentado en la acera de la plaza del Ayuntamiento, sus ojos no se apartaban del haz de flores que brillaba a la luz del atardecer. Contemplaba la Ofrenda de Flores. Y recordaba. Evocaciones de fallas cincuenta años atrás, de comisiones y desfiles. Y muchas emociones. Su mujer desfilando con su flamante ramo de flores blancas. Fueron años felices. Pero Amparito se fue para siempre en una noche de luna llena. Y Vicente veía en la canastilla el ramo y el rostro de su mujer, tan bella como un manojo de rosas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El jugador de fútbol.

por Luis Gispert Macián

Desde su balcón contempló como preparaban la plantà de la falla. Y se percató en él. En su jugador de fútbol predilecto.
Esa noche durmió feliz.
Cada día Miguelito se entretenía viendo a su jugador.
Alguien, desde la falla, se percató en el niño.
Pero, Miguelito, en la noche de la cremà, no quiso ver como quemaban a su jugador.
Una semana después, al entrar en su habitación, vio a su jugador convertido en un ninot. Y lo abrazó, con lágrimas en los ojos.
-Miguelito -le dijo su mamá- el artista de la falla te ha traído un juguete.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

De la sátira por excelencia.

por Luis Gispert Macián

En el escenario fallero se entona una canción. Aquélla con la que nos amamos, entre fulgores de jazmines y rosas.
Tú y yo. Creando un poema entre los dos. Versos de mar, silbando sus olas al arrimo de una falla, que desfleca su espectacular pira. Entre pólvoras que temblaban en el aire. Entre éxtasis musicales que emocionan. Solos tú y yo, entre el gentil florecimiento de una canción, que en el ambiente se transforma en un collar de perlas, reluciente entre corazones que vibran, que lloran y ríen, bajo el conjuro de la sátira por excelencia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Beso fallero”

por Carmen Fabiá Mir

Doce y un minuto. Gélida noche de Fallas.Penetrante olor a pólvora. Ruido excitante y ensordecedor.Mi cuerpo ligeramente apoyado sobre tu cuerpo, vibrando al ritmo de ese gran espectáculo: luz y sonido.Me besaste.Te besé.

Así recuerdo nuestro primer beso: ardiente,explosivo, fallero. Fue el inicio de una bonita historia . ¡Veinte años! Te fuiste contra tu voluntad, la noche del 18 de marzo.Te cogí de la mano ¡ Como si pudiera retenerte!… Como ruido de fondo la “Nit del foc” y tu fatigosa respiración. Un súbito silencio irrumpió.Mi último beso. Cesó tu latido.¿Destino?¿ Casualidad?

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Dichoso ninot

por Luis Gispert Macián

Cristóbal estaba muy molesto. Aquel ninot de la falla tenía sus mismas facciones. Y el flequillo era igual que el suyo.
-¿Cristóbal, has visto la falla de nuestro barrio?, le dijo un amigo, con un matiz bromista. Más de uno le refería aquel ninot. Y su estado anímico fue creciendo, llegando a un paroxismo total. Pues era enemigo de las bromas reiteradas.
Cuando su mujer le dijo que habían indultado a un ninot que se le parecía mucho, cogió el coche y se fue a la montaña, para no aparecer por el barrio hasta después de la cremá.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

València en Falles

por Felipe Javier Acebrón Caballer

Luis Bunyol esperava amb il.lusió l’arribada del seu amic Xurro Jimenez a l’estació del Nord. Els encantava la festa, ningú podía imaginar unes Falles sense ells.
Ho va reconèixer al lluny, va córrer cap a l’i es van fondre en una abraçada. Bunyol: baixet, redonet, Xurro: alt, espigolat, però tots dos semblaven fets de la mateixa pasta.
Van caminar fins a la plaça de l’ajuntament, la mascletá iva a començar. Després d’aquesta i amb el subidón per l’espectacle viscut, van posar rumb a la Patacona, gens com gaudir una bona paella, posar-se al dia i agafar forces per a continuar…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

RITUAL RUTINARIO

por Antonio Pérez Rodilla

Era un ritual, cada 16 de marzo salía temprano de casa para ver la falla del ayuntamiento y un par más de “especial”. Nada mas salir siempre paraba en un angosto cruce de dos calles, para ver una hecha por los propios falleros, era un derroche de sátira y humor ácido como pocas.
En esta, aquel año, una escena acaparaba su atención, la miraba y le provocaba sonrisas a la vez que una tomadura de pelo al pueblo valenciano; miraba un armario ropero con dos trajes y dos billetes de quinientos euros asomando por un bolsillo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Las Fallas año tras año

por Aurora Rapún Mombiela

El olor a churros y buñuelos inunda las calles. Intento resisitir la tentación pero todos los años, sin excepción, acabo comiendo churros de chocolate.
Las terrazas se llenan de alegría, de tapas y de cervezas. Todos los años pienso que voy a contenerme. Y, sin excepción, todos los días de Fallas, me tomo un aperitivo antes de cada comida, ¡y qué momentos de felicidad compartidos!
Valencia se llena de música y de tracas. Siempre pienso que no aguantaré de pie entre la multitud , pero nunca falto a la mascletà.
Y es que año tras año, así son las Fallas. Irresistibles.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¡Sin novedad!

por FINA MARÍN PÉREZ

Tu cuerpo, mi princesa, es mi talismán, ensartando la reciedumbre de las Fallas con delicadas flechas del Amor, mágico arrebujo de noches que iluminan los rostros de miles de gentiles valencianas.
De un foc ígneo, que dosela ciclos primaverales, corolario de la ahumada historia bajo el signo de la sátira, entre paisajes crípticos, entre pulsaciones simbólicas y la alegría mediterránea, corazón del arte mordaz y tierno, de la belleza, de la fantasía de una Valencia que, cada año, devuelve estos básicos perfiles para la edición siguiente, exclamando en el jardín de marzo:
¡Sin novedad!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Una mascletà de flores blancas

por FINA MARÍN PÉREZ

En el barrio del Calvario reina el silencio. Bajo el palio del cielo, una anciana dormita en su silla de enea. El sol del invierno baña su espalda. Va vestida de gris. Y protege su cabeza un ancho sombrero de paja.
La anciana observa como el silencio le acompaña. Y perfila sus recuerdos.
-¿Abuela, no vas a las fallas?
-No, que ya no puedo valerme.
La anciana mira una vieja foto entre la soledad de la aldea. Es ella, vestida de fallera mayor. Y llora, mientras advierte como los almendros aledaños hacen estallar su peculiar mascletà de flores blancas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Canta como los ángeles

por FINA MARÍN PÉREZ

Su voz era como un concierto de Navidad. Cantaba sin cesar, iluminando el cielo de añil. Nadie como él interpretaba “El Fallero”.

“Valencia riu
Per la senda de les flors,
Ya ve l’estiu”

Y los bellos rostros de las falleras, al escucharle, se inflamaban de emoción, ataviadas con sus trajes señoriales, aflorando como una estampación primaveral.
-Miguel canta como los ángeles.
Días atrás cantó desde la terraza del Miguelete. Y en las plazas de la Reina y de la Virgen se paraban los viandantes para escuchar la potente voz de Miguel, pregonando a los cuatro vientos su amor a Valencia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

SEMPRE JUNTS

por Mali Martí Ferrer

No hi havia a València una parella de fallers que s’estimaren tant i que gaudiren de les falles com Empar i Miquel; des de que Empar va ser nomenada fallera major encara més. Quan desfilaven en l’ofrena Miquel li deia a la seua xica:
– Eres la fallera més bonica de València, mira cóm et miren! estic gelós!
I amb les mans unides Empar li deia al seu xic:
-Em voldràs tota la vida?
-Tota la vida i més enllà. Però, què fan estos bàrbars? ens estan cremant?
-Clar! és que som dos ninots de falla!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

AÇÒ NO POT SER

por Carlos Roig Aviñó

Açò no pot ser.
Tu has vist el vent que fa?
Açò no pot ser, i per demà anuncien pluja. ¡No pot ser!
I ara què fem? Ja tenim tots els ninots al carrer.
En este vent, es pràcticament impossible plantar.
Ara pararà el vent i començarà a ploure. ¡Açò no pot ser!
Tranquil home, ja voràs, al final plantarem el dia previst. Ah, i enguany tindrem premi.
Massa moral tens tu, es que açò no pot ser, ¡quin oratge!
Tranquil home tots els anys és el mateix.
Xe nano, que no saps que açò és València?

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

DESTELLOS

por Carlos Roig Aviñó

Eché la vista al frente, mientras esperábamos que el semáforo cambiase para poder cruzar, no pude evitar fijarme en dos bellas chicas que también esperaban. Vestían un extraño pero precioso traje, éste, reflejaba las luces de la noche con destellos y un resplandor espectacular. No podía evitar quitarles los ojos de encima. Tiré del brazo, mientras las señalaba con el dedo índice, sin poder articular palabra miraba a mi madre con cara de fascinación y asombro.
Ella me dijo: – Son falleras, seguramente vienen de la ofrenda a la Virgen.
Y añadió: – Luego iremos a verla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

CAMBIO CLIMÁTICO

por Benedicto Torres Caballer

Como siempre, Martina regresaba para Fallas dejando atrás el infernal clima venusiano. El espeso esmog cubría la ciudad, las pictóricas exageraciones de los fantasmagóricos ninots resultaban insuficientes para distinguir su sarcasmo y los drones pululaban proyectándolos en sintéticas imágenes televisadas. Muchos foráneos, cuando apretaba el bochorno durante la “Mascletà”, cubiertos hasta los tobillos por la costa, se despojaban de algunas ropas anhelando una inexistente brisa marina. Durante la tórrida “Cremà”, la lluvia artificial no fue suficiente para evitar la estampida y Martina, inmutable, con sus anaranjadas botas impermeables, contempló el derrumbe mientras gotas y lágrimas se fundían en sus mejillas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NO ME GUSTAN LAS FALLAS

por Alba Vayá Carratalá

Hola, me llamo Clara, ¡y no me gustan las fallas!
No veo sentido a hacer ruido, llevar un traje con el que no te puedes mover…
Mi familia siempre insiste en que me vista… pero parece que los moños me quieran arrancar el pelo.
Un día mi familia insistió y me tuve que vestir.
¡No era tan horrendo! Me animé a tirar un petardo y me encantó. Pronto entendí que el verdadero sentido de las fallas no estaba en un petardo o vestido, sino en la felicidad de pasar tiempo divirtiéndose con amigos y familia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Era la fallera mayor

por FINA MARÍN PÉREZ

Nace una hermosa mañana en la recóndita Valencia. En San Nicolás repica la campana para la misa de ocho. La plaza registra un remanso de paz, un aliento dulzón. Anoche fue la cremà y con su ritual quedó en la memoria otra edición con sus elementos intrínsecos, el aroma de buñuelos, la música, la pólvora, los trajes, las bellas falleras y el esplendor sensual de la fiesta.
Entre el silencio de la plaza una joven se acerca al lugar que ocupó la falla. Sobre la huella aún gris del fuego depositó una rosa.
La joven era la fallera mayor.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

CASTELL DE FOCS ARTIFICIAL

por JUAN ISACH ALEGRE

CASTELL DE FOCS ARTIFICIAL

Bocabadats mirant cap el cel.
Estreles artificials,
estreles naturals.

Mirades de molts valencians
en una nit perpendicular;
ulls que reflecten llums estelars
de l’efímera il·luminació per a recordar.
Estreles artificials,
estreles naturals.

Acompanyen els nocturns colors,
clars esclafits il·luminadors:
moltes palmeres, anells i cors,
meravelloses il·luminàries per a tots.
Estreles artificials,
estreles naturals.

S’acosta el terratrèmol final,
pell vibrosa, ball de pèls,
sensacions de festa celestial.

La nit, amb estreles naturals;
la fi, amb estreles de focs artificials.
Punt i final,
el castell s’acabat.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FINAL I PRINCIPI

por JUAN ISACH ALEGRE

Ja crema la falla infantil,
obri el final d’un camí,
acaba d’iniciar la festa el fi,
per a poder, un any després, resurgir.

Nous esforços: deu, cent, mil
i ja pensa el faller,
per a l’any que ve, el nou sentir.

Principia en la falla gran,
els seus monuments a cremar;
colors, plors, himne i crits
acompanyen al rei de la nit.

FOC, eres tu,
l’aliment d’una nova il·lusió;
en calor, volves i cendra
has aconseguit la falla convertir.

FOC, eres tu,
el que marques l’inici del nou camí.
Nova falla, nou sentit.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

ESCORÇA FALLERA

por JUAN ISACH ALEGRE

Preciós colorit de la festa valenciana,
encisa a la gent que pels carrers emana.
MIRA: és el primer fotograma.

Soroll, fum i olor que agermana,
com el conjunt de grans d’una magrana.
ESCOLTA: és el segon fotograma.

Monuments al carrer oferint alçària
amb cartells que parlen de rutina diària.
GAUDEIX: és el tercer fotograma.

Colorit, soroll, fum i monument,
valencianisme al carrer mostrat en tot moment
constitueixen la preciosa escorça fallera: evidentment.

INTERIORITZA:és un plaer parlar del món faller.
Conegut per tot arreu i fins el futur darrer.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

SOMNIAR EN SEDA

por Carmen Cantón Manzano

Será verd, el color de l´Esperança, la meua iaia.

Amb flors tanronja, com les dels horts que el iaio Vicent tant s´estima i alguna Rosa blanca, meua iaia i les ales d´un Àngel que ens cuida al cel.

Els detalls seran grocs, les flames que consumeixen les falles i els petards que el meu iaio Antonio m´ha comprat incansablement.

El nom Carmen ja el porte al damunt, com també portaré el meu vestit. Ma mare diu que una volta fets, tots son bonics, i no sempre estem d´acord. Coincidim però, en què no hi haurà cap tan bonic com aquest.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA PERLA

por Susana Gisbert Grifo

Per què la meua iaia m´havia fet això?
Va disposar-ho al seu testament. Mentre que les meues cosines herataven coses precioses, a mi em va deixar només aquella perla.
No era valuosa, i estava vella i tacada. Malgrat el meu disgust, vaig guardar-me-la. Potser la iaia volia dir-me alguna cosa.
Temps després, al Museu Faller, vaig adonar-me´n quan mirava el primer ninot indultat, “La iaia i la néta”. Aleshores, vaig veure-ho. A la néta li faltava una perla de les seues arracades. Eixa xiqueta era la meua iaia.
La meua herència era la millor: la seua història

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Apunta: Fallas

por Javier Ros Ripoll

¡…como lo oyes!, allá en Europa hay una ciudad en donde queman arte en hogueras públicas, y durante unos días el ambiente es muy despierto, las bandas de música recorren las calles, flores aquí y luces de colores allá, los fuegos artificiales se hacen oír y mucho, la gastronomía es deliciosa, la fiesta contagiosa y el boato glamuroso. Todo ello en torno a esos cientos de monumentos de madera y cartón que arderán en una noche mágica donde la tradición cumple de nuevo su razón. Fallas en Valencia, busca, busca en la Red y verás.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El corro de fallas

por Javier Ros Ripoll

Frente al patio de mi casa, hay un monumento particular,
que con fuego se quema como los demás,
anímate y vuélvete a ilusionar
porque las bandas de música vuelven a tocar.
Falleras y falleros en comisión van a desfilar
bien por devoción, bien por tradición, mucho tienen que ver,
sátira que leer, luces que admirar y delicias que comer.
Chocolate y buñuelos, tracas y flores
verbenas y casales, Valencia late con arte.
¡Arre primavera!, que esta fiesta me enamora
y ya en esta medianoche, indultado el premio,
¡Arde monumento con la alegría del momento!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La macrodespertà

por Marta Ajado Iniesta

Un gran estrèpit trenca el silenci del matí encara fosc, és el senyal que dóna pas a milers d’explosions, que al seu pas deixen núvols de fum que impregnen l’aire i envolten el carrer d´una boira que quan l´inspires profundament et trasllada a la millor festa del món. Uns xicotets projectils en forma de pedretes arriben de qualsevol part deixant empremta en la roba, que serà testimoni de la teua presencia i que posteriorment lluiràs orgullós. Caminant entre espurnes, fum i música arribes a eixa plaça on succeirà el colofó a l’acte i el preludi al començament de les falles.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL ORIGEN: 1877

por jose luis beltran lopez

Fuera de la ciudad, junto la muralla se reúne D.Enrique con un grupo de vecinos. El objetivo es dar, en este año de 1877, un cambio importante a su falla que situaran frente a plaza de Toros. El nuevo concepto pasa por diseñar un prisma rectangular para esconder el combustible. Sobre él, se montará la escena con ocho “ninots” de madera, paja y trapos, vestidos con ropa vieja. Las caras de cera. Representará algo simbólica no quieren hacer crítica social, como otros. La música de banda y un “dolçainer” de Alcasser amenizaran los dos días de fiesta.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Lluny

por jose luis torres rodriguez

Era faller des de menut, els seus pares, fallers de soca rel, l’apuntaren acabat de naixer, des de menut esperava en impaciència, el dia de la planta, somiava, mentre arribava eixe dia en anar a per el ninot, somiava en la nit de la plantà i en anar a per el premi, somiava en anar a l’ofrena, en la cremà de la falla. Però enguany no podia estar allí, la seua obligació es trobava molt lluny, per terres del Líban, formant part d’un destacament militar en missió de pau, resignat i emocionat va encendre l’ordinador per escoltar la mascletà

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Sempre la mateixa

por PALOMA ROIG SERRA

Recorde amb emocions a flor de pell, la ruta que fèiem quan era xicoteta. Sempre la mateixa. De bon matí, ens alçàvem ben prompte i baixàvem a la xurreria de baix de casa a prendre uns bunyols amb xocolata. Això si, a peu de Falla. En acabar, creuàvem el riu gaudint de tots aquells carrers tallats amb espectaculars monuments plantats. Un més grans, altres més petits. Caminàvem, gaudíem, ens rèiem i fotografiàvem tot allò que veiem. Hui, vint anys després, res és el mateix. Ja no creuem el riu, ni desdejunem bunyols. Hui, ja no estem tots.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA CLAU

por Jose Ramón Martínez

Aureli, recordava la frase que li la va dir un vell mestre quan prenia classes d’art: “La nostra missiò és denunciar el que la societat amaga devall l’estora perquè no desitja mostrar les seues misèries”. Ell va entendre aquell missatje a força de patir la marginaciò per les seues circunstancies.
I hara, com artiste faller reconegut ho possava en pràctica en eixe món creatiu, perquè cap altra faceta de les arts permet a l’autor exposar el seu punt de vista sobre la societat contemporània i, sobretot, denunciar la marginaciò a que està condemnat el col-lectiu dels discapacitats.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

L’Espirit Vida

por ELISA CAMARENA PALOMARES

Pere, artista faller, es jubila. Féu l’últim ninot:

– Només li falta parlar

Al taller, una veu misteriosa..

– Sóc “L’Esperit Vida”, tants anys treballant, vull compensar-te’ls, donant vida al teu ninot, però amb condicions: El dia de la cremà, tindrà vida, parlarà amb tu, serà el teu premi. Però no el veuràs més. Moments abans de que les flames s’encenguen, s’escaparà.

– Accepte. – digué Pere

El ninot fugí. Aparegué en un banc del Parterre. Per les seues galtes, dues llàgrimes cristal·lines rodaven. Vivia pel món a soles. Però més viu que mai.

Pere tingué: plor, alegria, tristor.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL ADIOS DEL NINOT

por Pepa Maycas Calabuig

Maria camina por la acera de su barrio… No, no es fallera ,solo le gusta ver las fallas , sobre todo la suya,la que puede ver desde el balcón.
Es 19 de Marzo de 1958 , cuando los ninots aún eran de cartón y sus vestidos de tela.
Son las 9 de la noche y Maria quiere despedirse de su falla, antes de la Cremá ; en particular de un ninot que representa a una abuelita como la suya ; de pronto se levanta una ventolera y la tela del vestido se agita , la niña mira al ninot y observa en sus ojos como una lagrima a la vez que como un murmullo cree oir su despedida: …al año que viene volveré convertida en otro ninot.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Mi nuevo sueño: ser fallera

por Alicia Comes Martinez

Cuando mi madre me dijo que nos íbamos a vivir a Valencia, he de confesar que no me hizo mucha ilusión. Estaba contenta porque allí vivía parte de mi familia y los volvería a ver pero pensé que era otro país, otra cultura tan diferente a lo que yo estaba acostumbrada… Mis padres iban a montar un negocio en la calle Pelayo. Las primeras fallas que viví sentí emociones que jamás había sentido. Empecé a encontrar similitudes con mi país que me fueron sorprendiendo. Las naranjas, el arroz ( alimento típico valenciano y también chino ), la pólvora , los abanicos, las flores, las bicicletas, la seda y la cerámica muy parecida a la porcelana china. Al año siguiente no podía quitarme de la cabeza que de mayor quería ser fallera…me sentía como en casa.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MARTA

por ANGELES MONTERO MARCO

Pareixia que el telèfon sonara més fort i que vibrara més que mai. El cor li bategava tant com aquell dia que es posà, d’amagat, el vestit d’una amigueta de la comissió; ni sinagües, ni pinta, ni adreç, ni calces, ni sabates, només el vestit, però en tingué prou, volia ser Fallera Major.
-Diga’m
-Marta, saps qui sóc?
Clar que ho sabia, esperava eixe moment des de fa quinze anys, anys de lluita, de tractaments, d’operacions, d’incomprensions, quan no d’insults i menyspreus; l’esperava des que s’adonà que era xiqueta, sí, xiqueta, tot i que, aleshores, no ho pareguera.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

GELOSIA

por ENRIQUE VILLORA ESCORIHUELA

-Tranquil•litzat Josep. Deixa el martell.
-Que no! estic fart! Ja està bé home! vull dir… Déu. No són festes de San Josep?, i em despatxen amb uns ramets de flors –allà on el pont- i una misa que sí, a la Catedral i oficiada per l’Arquebisbe; i ja està? Has vist eixa riuada, que dura dos dies!, de rams, de cistelles, de fallerets de bolquers -tan xicotius i tan bonics-, de falleres ploroses i fallers orgullosos? Ho has vist?
-Clar que ho he vist.
Josep agarrà el martell i tornà a la feina, arreglava una cadira.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL GOTERO DE LA ILUSIÓN

por rafael jose vicente garcía

Entré como todos los años en aquella carpa, mi carpa, la de mi falla, esta vez pálida, débil, delgada, con mi pañuelo fallero en la cabeza. Desanimada sabía que me iba a ir pronto de este mundo.
Al ver el ambiente, decidí enchufarme aquel gotero, lleno de ilusión, de vida, de familia, de amigos de infancia, de olor a pólvora, de aroma a paella, de música valenciana, de sol de marzo, de gente de mi barrio, de guapas falleras, de alegres ninots, de flor de ofrenda. Lo tenía todo, pero faltaba la despedida ante mi geperudeta en mi última ofrenda.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

SEDA AZUL

por Susana Gisbert Grifo

Cada día, se quedaba mirando el escaparate. Soñaba que vestía aquella seda azul, con sus flores y su brillo de oro.
No podían permitírselo. Se conformaba con mirar y soñar cada tarde al salir del colegio.
Hasta que le robaron sus sueños. El escaparate parecía desnudo. Y lloró pegada al cristal hasta quedarse sin lágrimas.
Cuando llegó a casa, la seda la esperaba con una tarjeta con su nombre.
En la Ofrenda todos se preguntaban por aquella preciosa fallera del traje azul celeste.
Nunca sabrían que quien tejió la tela decidió que nadie la luciría como ella.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Un 15 de marzo

por Consuelo Vercher Castelló

Qué guapa y feliz estaba la novia, esa noche se casaba con el amor de su vida, su mejor amigo.
Toda Valencia durante el mes de Marzo se convertía en tradición, arte y cultura y esa misma noche era la Planta de las Fallas Mayores.
Esa día empezaba la semana grande -que como la de la novia- ya estaba todo preparado; Las Mascletas, Los Castillos, Los buñuelos con chocolate, La Ofrenda; El vestido, Los anillos, El Coctail, El baile. El “Si Quiero”. El “Puede empezar la Mascleta”.
¡Y vivieron felices para siempre con Las Fallas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La dolçaina y el masclet

por Ana Isabel Sánchez García

Un raig de sol de finals de febrer enlluernà al travès d’una escletxa, un racó de dins la caixa de fusta.. Una veu despertà..
-Qui ets tú?
-Soc una dolçaina! -Digué un murmuri presumit- I tú que ets?
Omplint bé el pit d’aire contestà energic-Yo sóc un masclet.
-I qué fas tú?
-Jo aporte a les falles la música, com les ones el seu sorroll a la mar.. i tú?
-Donç jo aporte soroll a la festa, com una bona truita de fabes a una digestió, que si no hi ha traca, no es completa.
-Ah collons!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Un amor efímero”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Cogió su mano con una dulzura inusitada, como arropando a un gorrión caído del nido. Ella, se mantenía inmóvil, con la sonrisa congelada, mirándole amorosamente con sus vivarachos ojos de almendra espumosa, de un profundo azul mar. En el cielo, la luna, vestida para la ocasión de punta en blanco, oficiaba la insólita ceremonia. Al finalizar el acto, ella llevaba ya prendida en su cuerpo la llama de la pasión; él, a cierta distancia, lloraba desconsolado… porque no podía apagarla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“La creación”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Se reunieron en una noche eterna las estrellas, la luna y el sol, y todos juntos decidieron crear una ilusión. “Vamos a imaginar un sueño -dijeron-, un sueño de luz y color, donde reine la fantasía y la imaginación”. Y se pusieron a soñar, y soñaron flores hermosas, campos sembrados de azahar, regados por un río, acariciados por la brisa del mar. “Valencia, Valencia la llamaremos, la del alma inmortal, y que su corazón lata con la música de sus pueblos y arda con el calor de su gente una noche , y así nos recuerde por siempre”.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¡Guapa!

por Javier Ros Ripoll

¡Lo que me pude reír con ese viejo montón de plumas verdes! Recuerdo una pequeña horchatería junto a la parada del autobús que, en tiempo de fallas, era frecuente ver pasar a falleras con sus tradicionales y relucientes trajes, y era en ese momento cuando el loro de la horchatera gritaba espontáneamente: ¡Guapa!, ¡Guaapa! seguido de una contagiosa carcajada. Del minuto de risa no se salvaba nadie. Este año en la falla del barrio se representa esa anécdota, y claro, he vuelto a reír.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

L’hereva

por Lara Romero Giner

Els músculs encongien les seues cames pels nervis. Cada cop de rellotge aixecava la seua temprança. Perfeccionista i eficient fins a l’extrem. Havia recreat aquell instant una i altra vegada. Esperava, impacient, la telefonada. “Ara” va vociferar la mare. “Si, sóc Clara. Ahhh, pobra…la iaia ja tenia 95 anys si. Molt amable…si, gràcies”. La mare tenia els ulls com a taronges. “Amb dos mil·lilitres ha segut suficient, mare”. Va sospirar i va somriure. “Filla, per fi tindràs la teua seda, l’any que ve és el 40 aniversari”. Mare i filla van brindar. “Fallera Major” va remorejar la mare.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Cemento

por Artemio Ramirez Reategui

El pavimento lucia gris brillante en plena tarde, todos los participantes ivan acotando el espacio para plantar aquella falla, que tantas quedadas, discuciones y desvelos tuvimos para crear.
Pero llegó el día, donde el esfuerzo de un año dio frutos y alegrias a todo un tropel de falleros dispuesto a disfrutar como si fuera la ultima fiesta de nuestras vidas.
En la ultima gran noche, paso un mendigo ebrio de emoción y mirando todo lo consumado susurro: La falla es como el árbol de la vida, da frutos de la muerte. El pavimento se lleno de fuego, humo y ceniza.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La Fiebre

por ArteMio Ramirez

Estaba temblando en fiebre, era un sábado de marzo y cumplía once años.
 -¡Mamá quiero ir a la mascletá!.
Nos pusimos de bajo del balcon del ayuntamiento.
Mi madre me dio un bocata y una bebida inusual.
Al empezar a escuchar esa composición rítmica y estruendoso que estallaba en todo el espacio, pensé que debia gozar de cada minuto que ahi transcurria.
Al comenzar las descargas de truenos aéreos de intensidad superior, senti que al compás de cada trueno iba librando una batalla en mi interior del malestar que padecia.
Cuando terminaron los efectos sonoros y visuales la fiebre desapareció.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Cemento

por ArteMio Ramirez

El pavimento lucia gris brillante en plena tarde, todos los participantes ivan acotando el espacio para plantar aquella falla, que tantas quedadas, discuciones y desvelos tuvimos para crear.
Pero llegó el día, donde el esfuerzo de un año dio frutos y alegrias a todo un tropel de falleros dispuesto a disfrutar como si fuera la ultima fiesta de nuestras vidas.
En la ultima gran noche, paso un mendigo ebrio de emocion y mirando todo lo consumado susurro: La falla es como el árbol de la vida, dá frutos de la muerte. El pavimento se lleno de fuego, humo y ceniza.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Els cinc sentits

por Ernest Olmos Sabater

La vista, se recrea en les artístiques escenes que realcen la plaça.
Escoltar les sensacions que produïxen les notes de l’afamada banda recorrent la demarcació, aixina com l’acompassat soroll de la mascletà, fan botar els cors a propis i estranys.
El gust d’uns bunyols de carabassa mullats en suculent chocolate… sona a plaer diví. Eixa oloreta especial a pólvora que es mou per l’aire, o els aromes de les flors que les falleres li porten a la seua Verge. Tocar eixes atractives teles que conformen els trages de valenciana…
Mes,.. yo que tinc que saber,.. si tan sol soc un ninot.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Susurro

por ArteMio Ramirez

El pavimento lucia gris brillante en plena tarde, todos los participantes iban acotando el espacio para plantar aquella falla, que tantas quedadas, discuciones y desvelos tuvimos para crear.
Pero llegó el día, donde el esfuerzo de un año dio frutos y alegrias a todo un tropel de falleros dispuesto a disfrutar como si fuera la ultima fiesta de nuestras vidas.
En la ultima gran noche, paso un mendigo ebrio de emocion y mirando todo lo consumado susurro: La falla es como el árbol de la vida, dá frutos de la muerte. El pavimento se lleno de fuego, humo y ceniza.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Vestido

por CARMEN LARA PÉREZ

Quería vestirme de fallera pero al ser de cartón piedra tenía que adaptarme a lo que el artista quería ponerme, pero una noche trepe por unos cables, entre en un taller de ropa fallera y me puse en vestido más bonito que encontré y me instale otra vez en el monumento. Todo el mundo miraba entusiasmado y felicitaba al artista por la obra de arte que había hecho en el vestido. ¡parecía de verdad!. Como quería que nos diesen un premio a la noche siguiente lo devolví a su taller. ¡Había vivido la emoción de vestirme de fallera!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

TEMPS DE FALLES

por Teresa Martínez Guzmán

No és meravellós que les nostres festes, “Patrimoni Immaterial de la Humanitat”, tinguin la seua pròpia nomenclatura meteorològica? Temps … de … Falles, així ho diem, obrint les mans per donar més èmfasi a les paraules. Us preguntareu, que és això de temps de falles? Doncs; cels d’un límpid blau, sol començant a escalfar, gent amb jaquetes i jerseis doblegats damunt del braç. Belles falleres omplint els carrers de flors de seda que voletegen des dels seus vestits. Bandes de música alliberant les notes del seu tancament hivernal, somriures i felicitat perquè la climatologia acompanya. Això és Temps de Falles.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Fem FALLA

por vicente angel barbera

-Volia ser gran , vindre els dilluns a la nit a les Juntes, a preparar les activitats, parar taula, muntar els micròfons, omplir les neveres, negociar les discomòbils, quadrar les quotes, la loteria, vindre a deshores al casal a obrir al de la cervesa ,

-I passar son? Patir fred?

Sentir que per estar en Junta has de fer les coses als altres?

Escoltar com s´haurien de fer les coses, però a l’hora de la veritat, no trobar ningú que pegue el pas endavant?

– Sí , volia ser gran, el iaio Vicent deia que això era fer falla

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El monumento fallero

por Marta Ajado Iniesta

Tus entrañas son de arena, tu armazón hecho de madera y tu piel de cartón piedra, manos expertas modelan tu figura creando formas definidas. Bellos colores esbozan tu imagen dándote vida y expresión, porte majestuoso, imponente, eres admirado por la multitud viandante, deslumbras por esa belleza efímera que de la nada se creó y en cenizas se tornará. Cuentas tu historia en escenas, provocas sentimientos encontrados durante tu estancia, pero cuando las llamas devoran cada centímetro de tu arte, el crepitar de las ascuas despierta tristeza por la belleza consumida, pero a la vez alegría por un nuevo comienzo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FALLES

por José Luis Lagardera Ventura

F
festa, flama, fulgor, finalitat, foc.
A
Artista, arquitectura, amistat, art.
L
llibertat d’expressió, llavor, laboriositat.
L
llibret, lluita.
E
especialista, enyorança, espolí.
S
sentiment, sàtira, solidaritat, sensacions.

Com una paraula tan curta pot abastir tant?

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El piròman

por José Luis Lagardera Ventura

El seu somriure s’engrandia a mesura que les flames anaven consumint aquell cadafal i creixia el fum negre que s’enlairava cap al cel d’aquella nit. Era el millor dia de l’any, aquell que tenia encerclat al calendari amb roig i que esperava amb ànsia que aplegara. Els seus músculs es relaxaren de sobte, i una sensació de pau va recórrer tot el seu cos. Potser la seua psicòloga tenia raó. Tal vegada era l’única solució que podia trobar al seu problema. No hi ha res que tranquil•litze més a un piròman, que cremar el monument de la seua falla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA MUSA

por MELANIA VIVÓ GARCÍA

Soy una musa. La musa de un artista fallero.
Soy una mera inspiración que unida a su gran talento hace posible el monumento llamado Falla.
Le ayudo sobre todo en la elaboración del boceto, la idea que luego se materializa en los distintos ninots y remates que se plantan en la ciudad de Valencia la noche del 15 de marzo.
No suelo descansar demasiado porque me gusta quedarme cerca acompañándolo durante las fiestas y la noche de la cremá me uno a bailar con el fuego como una figura más para renacer después de las cenizas y volver a empezar.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LOS ÚLTIMOS PETARDOS

por agustin diaz benito garrido

Los niños no paraban de correr alrededor de la falla tirando los últimos petardos del día. Lucas metió la mano en su bolsillo, comprobó que solo le quedaban tres, y decidió reservarlos para la cremá.

Fue en ese instante cuando les vio. Ahí estaban los dos hermanos, mirándoles en silencio. Llegaron hacía varios meses huyendo de esa maldita guerra y su economía no les permitía este tipo de gastos.

Se acercó a ellos, saco dos petardos del bolsillo y se los ofreció. Alargaron sus pequeñas manos y los cogieron con una emocionada sonrisa.

Se iniciaba una larga y sincera amistad.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

CENIZAS ENTRE CENIZAS

por agustin diaz benito garrido

Apuró las ultimas gotas de un cafe y salió a la calle con la pequeña caja de cartón bajo el brazo. Faltaban minutos para la cremá.
Mientras tanto, repasó años de desfiles, mascletaes, castillos y especialmente cremás, que era el acto mas especial para ella.

La fallera mayor prendió la mecha y el pequeño manojo de petardos hizo su trabajo, la falla comenzo a arder.
En un descuido tiró la caja entre las llamas y unas emocionadas lágrimas humedecieron sus mejillas.

Sus cenizas acabaron mezclandose con las del monumento. Suspiro aliviado.

Fue su ultimo deseo y el no le fallo

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL ULTIMO BAILE

por agustin diaz benito garrido

Cada noche, al apagarse la luz del taller, los ninots cobran vida. Y bailan. El Boxeador con la Brujita, la Princesa con el Vaquero y el Bombero con el Policia. Asi noche tras noche, hasta la del 14, cuando se ponen melancolicos pues ya saben que sera la última.

Sin embargo, es una mezcla de alegría y tristeza pues tienen claro desde el principio el fin para el que nacen.

Esa noche se abrazan y desean lo mejor, que para ellos siempre sera divertir a la gente y arder bien en la cremá.

Son ninots, la magia de la Fiesta

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA RECETA

por MELANIA VIVÓ GARCÍA

Ayudaba a mi iaia a pelar y cortar la calabaza mientras me contaba retales de las fiestas de su infancia. Me encantaba escucharla y me imaginaba vestida de fallera llegar hasta la Virgen el día de la ofrenda mientras la sacábamos tierna del agua y la aplastábamos haciendo un puré.
Cuando la masa espesaba a su gusto los ojos se le iluminaban y cogía mi mano para echarla al aceite hirviendo dándole la forma exacta a los mejores buñuelos.
Ahora soy yo la que coge el dedito de mi hijo y continua la tradición haciendo el mejor dulce fallero.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Soc feliç !!!

por Ximo Lloris i Ballester

Vaig nàixer per a ser faller, la meua falla era la meua vida, de colp i repent, no ho podía creure, la meua comissió em va desil.lusionar, caiguí en un pou anímic, vaig viure en la penombra. Per motius incomprensiblement injustos, vaig deixar de creure en l´amistad i en la familia fallera, vaig deixar de ser feliç. Tres anys després, desperte del mal somni, tot es va solucionant, torne a viure, el sol torna a lluír, la meua falla es la meua vida, soc feliç!!!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La meua ¨Plantà¨

por Ximo Lloris i Ballester

Molts actes fallers tradicionals, entre ells la ¨Plantà¨. Per a molts es pel típic soparet de xulletes, d´embotit en fabes, tomata fregida… Per a finalitzar dolçet, café, cava… jiji jaja i a dormir. Per a mí, entonces, comença la festa: El transport i trasllat dels monuments, vorer com l´artista va pujant i coronant la falla, com ensambla les bases, planta els ninots, rejunta, retoca, ultima els detalls i posa els cartellets. Finalment els fallers locos de sempre, posem l´arena, césped, pedretes blanques, valles… Agranem l´entorn i si podem, dormirem algo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¨Faller bomber¨

por Joaquin Lloris

Apleguem a les 22 hores a diferents casals, en els presidents/es concretem hora de la ¨Cremਠde les falles grans, fins i tot compartim el sopar en harmonía. A les 23 hores començem la protecció de la primera falla i fins a l´última asignada treball en ambient faller. En cada casal som ben tractats, ademés ens regalen llibrets, insignies… les Falleres Majors volen fotografíes amb nosaltres. Refredant les brases sempre els típics càntics, entre altres ¨La manga riega que aquí no llega¨, després la xopà!!! I es que ser ¨faller bomber¨ multiplica les bones sensacions.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MI primer traje de VALENCIANA

por Silvia Casado Schneider

La tela escogida.
Azul oscuro, burdeos y plata.
Medidas tomadas.
Qué emocionante!
Tiempo de espera.
Los ojos brillan.
El corazón palpita.
Los nervios bailan.
Ya está!
Mi primer traje de VALENCIANA.
Mis piernas van cubiertas con medias de seda bordadas con mi diseño.
El CanCan deja flotar la falda en el aire.
Su adorno de plata: el delantal.
Hilos de plata reflejan los motivos de la tela.
Mi TELA!
Qué maravilla mi primer corpiño.
Mis pies adornan zapatos forrados con tela.
MI TELA!
Solemnemente voy hacia el espejo.
Mi PRIMER TRAJE DE VALENCIANA

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

RETROBANT LES FALLES

por Maria Concepción García Escutia

Vespres de sol. La Primavera ens saluda. Llums al carrer, trons per tot arreu. Puja el fum d´els bunyols que perfuma l´ambient, mentre notes musicals, s´enlairen en música valenciana.
A les plaçes i encreuats naixen les falles, crítiques d´un pòble ençes per la injusticia a que clama. La música als carrers, en les sonates, fa somniar a la xicalla. Les falles estàn açí¡, festes que inunden d´ il-lussiò l´ ànima.
Vint anys lluny de la meva terra. Avui retrobe les falles i l´alegría m`envolta¡.

M-C- García Escutia

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FALLERA HASTA LA MEDULA

por MARI CARMEN PALOMARES

Nací fallera, desde el minuto en que llegue hasta este mundo.
Mi madre quiso, aunque era manchega, que tuviera y sintiera la esencia de Valencia, las fallas.
Así me lo inculco y así se lo he inculcado a mi hija.
Fallera desde la médula.
Tanto es mi pasión por la pólvora, la música, la indumentaria, los monumentos, etc.
Soy casi 50 años fallera de la misma comisión, colaborando en todo, llegando a ser hasta presidenta de mi comisión.
Por lo que no hay mejor legado de una valenciana que dejar a una hija fallera.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FALLERO POR SIEMPRE

por Mª Concepción GARCIA ESCUTIA

Desde la cama del hospital aún pudo oír el sonido de los fuegos artificiales ¡cuantas “mascletás” había presenciado……
Rememoró aquellos ninots que había modelado con sus propias manos y que al arder renacía en su esperanza de nuevas fallas.
Como en el día de la ofrenda pedía a la Madre ayuda, y alguna lágrima se le escapaba furtivamente.
Todo eso quedaba lejano, pero aún en esos últimos momentos hizo planes para la fiesta “ascendería con el humo de la cremá” Así lo dejaría escrito en su testamento, como una última voluntad ¡Fallero hasta el fin!.

M.C. GARCIA ESCUTIA

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Te sentimos cerca

por Marta Ajado Iniesta

Partiste hace días, pero tu presencia aún sigue muy patente entre nosotros. La historia de nuestra falla está ligada a ti, porque con tu esfuerzo ayudaste a construirla y con cada cargo que desempeñaste, tu impronta quedó plasmada.
Viste crecer a la mayoría de los que con tristeza te despedimos, nos viste convertirnos en adultos entre petardos, meriendas y actos, pero sobre todo, nos diste un referente de trabajo, esfuerzo y devoción por la fiesta que quedará muy presente en nosotros.
No podremos caminar a tu lado estas fallas, pero te sentiremos cerca, en cada acto, pensamiento y lágrima derramada.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Tira y afloja

por Enrique Pablo Camps Alamán

Dentro de los rituales falleros, había un momento especialmente tenso, la hora de peinar a mi hija por parte de su madre.

La colocación precisa de los punzadores, las peinetas, los pendientes y los moños, requería de una depurada técnica, para arrastrar el pelo sin hacer daño y colocar con precisión de relojero suizo, cada cosa en su sitio.

Y claro, éso no se lograba a la primera, y surgían las disputas entre madree hija, que al final alcanzaban un armisticio. Hasta que el año próximo, volvería como siempre, el consabido tira y afloja.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Salto hacia la eternidad”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Petrificado por la emoción, frente al monumento, vio en lo más alto a Tatiana. Sus ojos oscuros, desafiantes como los de una fiera antes de saltar.
Recordó la despedida, muchos años atrás, cuando le dijo que no la llorara más, que, en el ballet, como en la vida, había que buscar siempre la elevación, y que llevaba toda la suya ensayando, preparándose para un último salto.
Fuegos artificiales araron y sembraron de luz los cielos de Valencia, justo en el instante que sus miradas se encontraron. Él musitó un “te quiero”; ella sonrió, giró graciosamente sobre sus zapatillas y cayó.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Sueños cumplidos

por Felipe Javier Acebrón Caballer

Margarita no cabía en sí, su alegría era mayúscula ¡Había sido seleccionada! Ahora que se encontraba a un paso de ser elegida, recordaba con nostalgia las palabras de Rosa, su madre “si pones ilusión en lo que haces, tus sueños se cumplirán” Llegó el gran día y Margarita fue elegida.
Su fino y largo tallo, sus preciosos pétalos y el sutil aroma que desprendía, no pasaron desapercibidos y aquellas hábiles manos, junto a otras agraciadas, conformaron un precioso ramo que sería parte de la ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“La falla de los niños robados”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Los investigadores no hallaban cabal explicación al extraño comportamiento del artista fallero encargado de construir la falla infantil. Pese a gozar de gran prestigio profesional, hacía más de una década que no aceptaba ningún encargo; mas ese año consintió, dedicándose en cuerpo y alma al proyecto. No obstante, al llegar la nit de la plantà, desapareció sin dejar rastro, llevándose algunos de los ninots, los que representaban niños. Se especuló largamente con la idea de que la cercanía de la falla a la Casa Cuna, junto al hecho de haber sido un niño robado, hubiera influido en el misterioso suceso.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Fama póstuma

por francisco martinez llopis

Cuando los falleros entraron en el taller forzando la cerradura, se encontraron todas las figuras desmembradas. Sin esperanza alguna, empezaron a buscar y descubrieron el único acabado dentro de un molde, era una figura que cumplía todos los requisitos para ganar ya que aglutinaba en él tradición con belleza y realismo. Aquella falla de 6ª categoría recibió aquel año un récord en el número de visitantes que se tradujo en pingües beneficios, que visitaban el mejor ninot de fallas.
Nadie dudo de que aquel muñeco que representaba un artista fallero con su uniforme fue el mejor trabajo del artista fugado.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El viaje de una gota

por francisco martinez llopis

En su viaje, la gota encontró un obstáculo que desvió su trayectoria, aquella minúscula herida de la mano producida por la mordedura de una uña. Buscando una salida ascendió hasta la boca. Cuando llegó a la lengua notó una corriente de aire frío que anunciaba un estornudo. Negándose por motivos higiénicos y de reputación a mezclarse con tal amalgama de sustancias viscosas, se aferró fuertemente a un diente. Los labios volvieron a separarse, se preparaban para entonar el “Visca València”, esa era la señal, a través del lagrimal aquella gota salió para reunirse con sus amigas que formaban un charco.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Per fi

por antonio alberola catalan

I mentre al seu voltant tot esclatava, en un soroll ensordidor, ella no podia parar de riure.
Per fi ho havia dit: ¡Senyor pirotècnic, pot començar la mascleta!

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

ERA FELIZ

por MARIA ISABEL ZARCO SEDEÑO

Allí estaba ella, mirando por la ventana, con un bebé en su regazo, una sonrisa delataba su inmensa felicidad. A su alrededor todo eran detalles que indicaban que estaba inmersa de lleno en las Fallas… trajes, zapatos, mantillas Su mirada se fijo especialmente en un pequeño ramo de claveles rojos, el de su niña en su primera ofrenda Miró a su pequeña con ternura, a su madre con amor, imaginando el momento en que, juntas las tres generaciones, ofrecieran sus flores con devoción Y dio gracias a la Virgen y a la vida. Era feliz

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

TODO ES MAGIA

por MARIA ISABEL ZARCO SEDEÑO

El chaval correteaba entre petardos, música, pólvora De repente quedo paralizado cuando oyó voces que pedían su ayuda. “Llévame contigo, me van a quemar” le decían Acudió angustiado a su abuelo, era el único que podía salvarlo Y este abrazándolo le dijo “No te preocupes, las Fallas son mágicas y ese pequeño ninot no morirá sino que el próximo año renacerá con la forma de otra figura”. Sonrió aliviado diciendo “Ah, todo es magia” y así fue a contárselo a su pequeño amigo Sin saberlo, estaba aprendiendo el espíritu de las Fallas

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA FALLERA MAYOR

por MARIA ISABEL ZARCO SEDEÑO

La ciudad respiraba alegría, el ruido y la pólvora llenaban cada rincón, la música animaba a todos a bailar La gente iba de un sitio a otro visitando fallas, comiendo buñuelos, riendo y compartiendo un ambiente festivo. Pero entre tanta alegría había alguien llorando, sus lagrimas se deslizaban serenamente por sus mejillas viendo como empezaba a arder esa falla que tanto había querido No eran lagrimas de tristeza sino de emoción, recordando todos los momentos vividos durante esos días que no olvidaría nunca … era su Fallera Mayor

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN REGALO AL MUNDO

por MARIA ISABEL ZARCO SEDEÑO

Alguien me dijo una vez que no comprendía cómo podían crearse esas grandes obras de arte para luego quemarlas. Lo absurdo que era como podía gastarse tanto dinero en ello para tan solo una semana de turismo , cuando quizás sería más sensato invertirlo en otro tipo de aliciente que ofreciera un interés para el foráneo más duradero y más lucrativo para la ciudad Ese alguien no entendía lo que siente un artista fallero, ni el asombro de un niño , ni la devoción de una ofrenda, ni el regalo que hace una ciudad al mundo

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN ESPÍRITU FALLERO

por Inma Mora Penella

En diciembre de 1988 proclamaron a Cynthia fallera mayor de su comisión, semanas después, ironías de la fiesta, pasó a mejor vida ayudada por el vehículo que transportaba su falla.

Ante la insoportable interrupción de su reinado decidió quedarse, esperar, y mostrarse de nuevo en forma de borrasca; ésta, arruinó entonces cada remate, cada desfile, cada nota, cada estruendo; pretendía ser aquello lo de otros años, pero con caos.

Cuando llegó el final, el fuego ganó a la lluvia, ella, les concedió una tregua que ellos aprovecharon para dar carpetazo a aquella debacle. Al día siguiente salió el sol.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

PASIÓN POR LA PÓLVORA.

por José María Solá Guzmán

¡ Ziiiiisssss !
¡ Fiiiiiuuuuu !
¡ Puuuuummmmm !

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La cremà

por Marta Ajado Iniesta

Un sollozo que se expira, unas lágrimas derramadas, un suspiro que se escapa, una emoción que se ha contenido pero que aflora de forma inevitable, forman parte del preludio de lo inminente. Una bengala prende la mecha de la traca zigzagueante, que culebreando entre chispas y destellos llega hasta las entrañas de esa falla, que en unos minutos se ve envuelta en llamas y artificios de colores. Cientos de ojos expectantes contemplan la belleza del fuego consumiendo esa obra de arte, pero sólo un par de ellos, desearía detener el tiempo para vivir ese momento de forma permanente.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El Cel ja té Fallera Major Infantil.

por Sonia Tamarit Jaroslawsky

Ma mare, amb poc més de quatre anys, fou Fallera Major Infantil. Era la més bonica de la seua comissió, per això la triaren i, encara que era tan xicoteta, ho visqué amb tanta il•lusió que m’ha transmés eixe amor, eixa passió per les falles.
Però enguany, quan les falles han esdevingut Patrimoni de la Humanitat, el Cel ha decidit que també volia celebrar les falles, plantar un monument, fer-li l’ofrena a la Mare de Déu i que necessitava una fallereta per a botar-li foc i per això s’ha endut a la més bonica fallera que mai ha existit.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Cenizas a las cenizas. Ninot no indultat

por javier sanchis

19 de marzo. Cumpliría su última voluntad. Siempre había vivido para su falla y quería que también su muerte estuviese ligada a esa falla que tantos buenos momentos le dio. Este año, el primero desde su muerte, viviría -qué paradoja- las fallas por última vez. Su hijo había informado a la comisión sobre la última voluntad de su padre. Todos estuvieron conformes. Parte de sus cenizas ya estaban colocadas dentro de aquel ninot. Su propia imagen. A unos minutos de comenzar la cremá, su hijo colocó el ninot en la falla que ardería en unos instantes. Cenizas a las cenizas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LA LEYENDA DEL ORIGEN DE LAS FALLAS.

por José María Solá Guzmán

Corría el año 138 a.C. cuando se fundó “Valentia” (Valencia), por el romano Décimo Junio Bruto, ese alegre pueblo ,empezó a recibir la Primavera con ofrendas hechas con forma humana,con la paja que retiraban de sus camas , que después quemaban tras días de fiesta, música y pólvora, el decimonoveno día ,del tercer mes del año.
La inmensa tristeza era tal, al final de esa noche , que todos sus habitantes se reunían para llorar, en las afueras de la ciudad , junto al río “Tyris ” (Turia) .
Cuenta la leyenda, que éste es el origen de las Fallas de “Valentia” , tierra de valientes.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La estrella más fallera

por Marta Ajado Iniesta

Tu sonrisa sigue entre nosotros, tu alegría nos acompaña en cada pasacalles, tu esencia permanece en los actos celebrados, es inevitable sentirlo de otra forma. Tu vida cambio de repente pero eso no quebró tu voluntad, por eso desde tu comisión quisimos transmitirte mucha fuerza fallera, para que nos sintieras cerca. Antes de marcharte nos dejaste una importante lección de fuerza, lucha y perseverancia. Por tu voluntad inquebrantable te convertiste en un ejemplo a seguir, ahora desde el firmamento infinito nos observas y transmites energía, por ello aquí tu familia fallera te sigue teniendo muy presente.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El indultado

por Artemio Ramirez Reategui

Todos quedamos inmóvil, pose fotográfico, perenne; contemplando a la gente pasar. Desde lo más alto Pez Espada señalando al horizonte, mientras que desde abajo Estrellas del mar y Erizos observaban a los niños sus miradas curiosas al pasar.
A media altura Caballitos de mar, Caracoles y Langostinos tenian fina estampa al posar.
En el rincon, Congrio y Anguila se esforzaban en destacar.
Cuando todo estaba en su máxima expresión y el flash de las cámaras disparaban a rabiar, la mascletá exploto, y todos empezaron a gesticular y danzar al paso del fuego, consumados y extinguidos aquella noche cual apococalipsis universal.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

FALLERO DE HONOR

por MELANIA VIVÓ GARCÍA

Fui el elegido para bajar a la tierra.
Me depositaron en el cauce de un río seco abarrotado de gente, acechaba la noche pero el cielo estaba lleno de vivos colores y un olor desconocido me invadió. Caminé entre la multitud y descubrí el sabor del chocolate, las preciosas falleras y los ruidosos petardos.
Me uní a esa vorágine y disfruté como jamás imaginé.
Al los dos días mi nave me recogía en el lugar acordado pero nunca aparecí, me quedé absorto mirando el fuego de Valencia y decidí quedarme por siempre allí.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NOSTALGIA FALLERA

por MELANIA VIVÓ GARCÍA

Jamás pensé que estar tan lejos de ti supusiera un gran problema. Pero la angustia que siento es totalmente inaguantable. Te echo tanto de menos. Y justo ahora, en estas fechas, no sé como puedo vivir sin ti, las lágrimas no cesan de brotar y en mi cabeza suena ininterrumpidamente nuestro himno.
Creo que adelantaré mi vuelo y con suerte llegaré a tiempo de verte, Valencia, y viviré como cada año las mejores fallas de mi vida.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Hasta donde las Fallas te lleven

por Aurora Rapún Mombiela

Llegaron a Valencia en grupo, como locas, desmelenadas. Con la emoción, la alegría y la belleza de los veinte años. Recorrieron las calles abarrotadas de gente, visitaron los monumentos falleros más importantes. Probaron la horchata, los buñuelos y el chocolate. Disfrutaron del estruendo indescriptible de la mascletà. Salieron a cenar y a bailar a la verbena en medio de la calle. Conocieron a un grupo de chicos valencianos. A veces les gusta recordar aquel viaje. Lo bien que lo pasaron. En la plaza, sus hijos, valencianos, explotan petardos sin parar.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La luz en el cielo.

por Salvador Algarra Eugenio

Llovía intensamente en la ciudad, pero a las dos menos cuarto de la tarde dejó de hacerlo.
Las personas bajaron sus miradas hacia el centro de la plaza, y poco a poco se percataron de que iban quitando los operarios los plásticos de encima de los petardos y de las carcasas.
Las miradas se volvieron a dirigir hacia el cielo, que ya no era ni gris, ni plomizo. Las nubes habían desaparecido y el sol calentaba y secaba los pequeños charcos del suelo.
Con esa luz valenciana en el cielo, y con el permiso de la fallera mayor de la ciudad, podía comenzar el espectáculo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La magia de las fallas valencianas.

por Salvador Algarra Eugenio

Es posible que la emoción no salga. Puede ser que los ruidos no sean atronadores. Quizá los trajes no brillen tanto. Tal vez los dibujos de los castillos en la noche no sean tan llamativos. Pudiera ser que los buñuelos no sean tan dulces. No obstante, por muchas mejillas puede que no corran tantas lágrimas. Y tampoco apretarán tanto los zapatos de tacones. Pero lo que sí que está claro es que por las calles, por los cruces, por mi tierra, está la magia de las fallas valencianas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Dulces fallas

por Amparo Quiles Catalá

1 de marzo, 14 horas.
De repente, un terremoto me sacude y escucho unos ruidos amortiguados ¡Pum, pum pum! ¡Purrrumpumpum!
Después, saltitos, aplausos y… euforia.

15 de marzo
¡Mmm! Chocolate con buñuelos, con un toque de pólvora.

18 de marzo.
Música.
Andamos mucho rato, despacito.
Y, de repente, parece que lloramos.

19 de marzo.
Es muy tarde, y escucho otro “terremoto”.
Ahora hace muchísimo calor. De nuevo lloramos, mi mamá canta.

20 de marzo.
Tranquilidad. Mi mamá me ha estado explicando que todo esto han sido las Fallas.

Estoy deseando verlas el año que viene, cuando ya haya nacido.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Bienvenida, fallerita

por Amparo Quiles Catalá

Llevo un vestido de colores brillantes, y un gorrito. Mi mamá viste igual, con un peinado especial.
Andamos mucho rato con más gente, hay música, y las mujeres llevan en la mano unos pompones rojos: huele como en el hospital, hace unos días.
Aparece una señora muy, muy alta, delante de nosotros, que nos mira. Va vestida con muchos pompones: rojos, blancos, rosas. Mi mamá entrega el suyo a un señor; me mira y me caen unas gotitas en la cara. Levanta la mirada hacia la señora y susurra: gracias.
Me ha parecido ver que la mujer nos sonríe.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Todo por hacer

por Toni Vergara Sangüesa

Una suma de ilusiones, una mezcla de desilusión, depresión…sentimientos antagónicos, cansancio pero me he despertado pronto, todavía estaban las luces de la falla encendidas, oigo retumbar…en los oídos las bandas de música, como si fueran de pasacalle, me asomo al balcón y veo las banderas colgando del mismo, es primavera, tendría que estar alegre, Valencia, sol, buena temperatura, el estómago…uf, el estómago, no estaría mal desayunar unos “bunyols”, pero no, los trajes están colgados en el comedor, ganchos, laca, tickets, botellas de agua petardos, sobre la mesa.

Hoy es veinte de marzo, tanto hecho…y otra vez todo por hacer.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Un aire embriagador

por Rocio Noya Portela

Bajo un castillo de fuego artificiales , en el marco incomparable de una noche de fallas, entre la multitud, que por aquel entonces acudía a las verbenas de Blanquerías. Apoyados en las inmemorables murallas de las Torres de Serranos, ” besaste mis labios por primera vez”.
Lejos ha quedado ese 1989, y hoy, sumida en un nostálgico recuerdo, me pregunto:
-¿ Cuántas parejas como nosotros habrán unido sus vidas en una noche fallera?
Y es que, ” LAS FALLAS”, están envueltas por un aire embriagador que hechizan a todo aquel que salga a vivirlas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MARÍA Y LAS FALLAS

por FELÍCITAS Torrero Carrillo

María, fallera de pro,estaba en coma. Su madre siempre estaba allí, cuidándola, hablándole de su familia, de los actos falleros, de todo lo que a ella le gustaba. Frente a la ventana, mientras oía el ruido de la mascletá y el olor a pólvora se filtraba en la habitación, le decía:
– Estamos en Fallas ¿no oyes?¿no hueles?. Es tu fiesta. Tus amigos te esperan. Tienes que despertar.
Un ruido la hizo volverse.Su hija olfateando y levantándose preguntaba ¿Dónde estoy? ¿Qué ha pasado ?.
Riendo y llorando la abrazó.¡ Aquéllas iban a ser las mejores Fallas de su vida¡

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El abuelo fallero.

por Toni Vergara Sangüesa

Fue, el último, con él se llevó, el sabor a cazalla y baretxat, las miles de anécdotas que nos contaban…como aquella, en que fueron a que le pusiera la Fallera Mayor, el bunyol de brillants i aparcaron en la puerta de la lonja, engañando al municipal, o como en fallas dormían en el casal, en las juntas no se permitía que opinaran las mujeres, era una época en que no existían discomóviles, ni cubalitros…por las noches se cenaba “blanc i negre amb faves”, era otra forma de entender las fallas, en los 50-60.
Se nos fue, el abuelo fallero.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Malaltíes del faller

por Toni Vergara Sangüesa

Malaltía del faller; Del Valenciano, enfermedad del fallero, entre otras y en un colectivo como una comisión de falla, aparecen, el ego, la envida, el efecto bola de nieve(de un pequeño tema los falleros van engrandeciéndolo…hasta que provoca una avalancha, más bien una discusión), la desidia, la apatía, el hablar mal del otro, la medallitis.
Su cura, se puede dar, si el fallero/os que lo padecen acuden a una junta, trabajan desinteresadamente, por su comisión, no busca el agradecimiento, hablan entre sí…hacen grande su falla(hay muchas formas).
Se da…en toda Valencia y sus alrededores.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL FALLERO

por FELÍCITAS Torrero Carrillo

En la cama del Hospital el muchacho, fallero de pro, en coma más de dos meses. Todo hacía presagiar un final terrible.
Era 19 de Marzo. La mascletá de la Plaza del Ayuntamiento había empezado ya. El olor a pólvora se filtraba en la habitación.El muchacho, dormido, parecía que lo aspiraba con ansia y se removía inquieto.
Y entonces sonó EL FALLERO.
El muchacho despertó. Las Fallas y su música preferida le habían devuelto a la vida.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La Cridà

por Marta Ajado Iniesta

Una marea humana de polares de colores sale a las calles de Valencia, encabezados por sus estandartes, acompañados por el jolgorio, la música y un sentimiento de unión, toman camino hacía el destino señalado, las Torres de Serrano. Desde allí, al unísono corean consignas y vítores, secundando las palabras de las máximas representantes de las fallas, que con su discurso, ensalzan nuestra fiesta e invitan a disfrutarla desde el sentimiento de la unidad, diversidad, generosidad, paridad, tradición y respeto. La ciudad se ilumina bajo los fuegos de artificio, que son el colofón del acto y el comienzo de las Fallas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“De las Fallas al desarme nuclear”

por Miguel Antonio Galán Albiach

A oídos del líder norcoreano llegó la noticia de que, en un territorio de España, alguien amenazaba, siquiera simbólicamente, con terminar con su dictadura y, de paso, destruir a la humanidad entera.
Herido en su narcisismo, con la excusa de filmar un reportaje, envió a alguien de su confianza para informarse.
Al verse representado de cuclillas, desmesuradamente gigante y grotesco, defecando junto a su homólogo estadounidense un enorme misil sobre una representación del mundo, ardiendo todo hasta quedar reducido a cenizas, quedó tan conmocionado que, tras enviarle una copia al presidente Trump, ambos llegaron a un acuerdo de desnuclearización total.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Iluso masclet

por Josefina Cortijo Cuadros

Los pirotécnicos están montando la Nit del Foc. Una caja grande sobresale del resto, lleva escrito “Gigante Carcasa multicolor giratoria”. Dentro un potente masclet, vibra de emoción; es su noche, se lucirá ante miles de espectadores que aplaudirían a rabiar su sonido atronador, a la vez que dibujará un gran ninot. Soñando en su grandeza, no repara que cuelga ya en su lugar, todo dispuesto, la traca va prendiendo saliendo su carcasa a gran velocidad, se abre y es espectacular. En ese instante comprende que al volver al suelo, solo cenizas será. Sus lágrimas iluminan de color la noche valenciana.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Trabajo cumplido

por Josefina Cortijo Cuadros

Su periódico en Melbourne, le pidió fotografiar las fallas. Se fijó en la cantidad de selfies con los monumentos de fondo, opto por fotografiar a los amateur que disparaban sin cesar hacia los ninots que mostraban sin pudor, su audacia y descaro a un público ávido de humor; después recién acabada la ofrenda fotografió a una fallera, que secaba sus lágrimas caminando zapatos en mano. Supo captar la unión de pólvora y música en la despertá, al igual que la danza de llamas en la cremá. Trabajo cumplido, feliz y convencido que había retratado la esencia de Valencia en fallas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“El primero…, el postrero beso”

por Miguel Antonio Galán Albiach

El primer beso fue también el más cálido e inspirador. Allí, en la cúspide de la falla, dos jóvenes ninots se mimaban, excitados, al abrigo de las llamas.
A los pies del monumento, una pareja de ancianos observaba su urgente embeleso, presintiendo la fugacidad de la vida misma, escenificada y devorada por un sinfín de lenguas de fuego, entre hermosos decorados de cartón, bajo miradas flamígeras.
Tras finalizar el sensual festín, la plaza recobró su habitual serenidad, y el gentío, congregado a los pies del monumento, comenzó a disolverse.
Tan sólo permaneció la pareja, reavivando los rescoldos de su pasión.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Toño”

por Francisco Juan Barata Bausach

Toño era rebelde, adolescente, no quería ser fallero, eran unos gilipollas, ─decía a sus amigos─, pero desde que nació lo fue.
Esa tarde estaban preparados para la Ofrenda, Toño, cara de fastidio, procuraba demostrarles que estaba incomodo.
A punto de partir, unos borrachos irrumpieron entre los falleros tirando petardos y lanzando “borrachos”, como ellos, pero más peligrosos.
Con la confusión, el estandarte de la falla cayó al suelo, la Fallera Mayor infantil lloraba asustada. Toño corrió, alzó el estandarte y arropó a la chiquilla para que no llorase. Su padre lo vio, no dijo nada… pero comprendió la adolescencia.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“De carne, cartón y fuego”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Noche de San José. Bajo la mortecina luz de una triste farola, un niño de rostro deslustrado y mirada lánguida asoma con cara asustada, aferrado a los barrotes de una humilde ventana hundidos en madera carcomida.
Bajo, en la calle, una niña de largas coletas, morena como la tierra mojada, se detiene, alza su rostro y le dedica una mirada cariñosa, sonriente.
El rostro del niño, de pura timidez, se arrebola y enciende.
A la mañana siguiente, los bomberos encuentran el cadáver calcinado del gran artista fallero que, inexplicablemente, años atrás, se negó a entregar a uno de los ninots.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Any rere any

por Antonio Martinez Parra

Un full groguenc del levante-emv i restes de boletes blanques, ahir i hui entremesclats en eixe arraconat motle d’escaiola, només un progenitor es va salvar, els seus iguals que no idèntics van bregar amb el foc en temps i llocs diferents. Si no afines la mirada de l’ànima creuràs que és una mera repetició d’escenes i situacions, si escoltes i prestes els teus sentits veuràs que res és parell, la dansa i el crepitar de les flames són únics cada mitjanit del 19, el seu caòtic i irrepetibles vaivé ens embruixen sempre, on les brases són la cridà a tornar.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Primavera

por martin martinez ferragud

-Maria! Maria! Xica! Vinga! Baixa-te´n una miqueta…-em preguen a la porta de casa les amistats del casal. Finalment accedisc.
Estan cremant la nostra falla, de categoria inferior, més bé diria jo, de categoria familiar.
La calor del foc em templa mínimament el cos i l’ànima. Solitària. El maleït càncer s’han dut el meu home, bon pare i amic. Ens va fer patir de valent.
Plore … i plore… però em senc abraçada, envoltada, recolçada, agraïda…
Amb els ulls plorosos crec que he trobat l’esperit original i vertader de la falla: cremar, desfer, trencar…Acabar l’hivern i començar la primavera..

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Los colores del corazón

por Marta Ajado Iniesta

Las voces son sus caras de presentación, los sonidos representan todo su mundo, su tacto pone siluetas en su mente. Hoy se viste de fallera, con corpiño de terciopelo suave, puños vueltos con pasamanería formando adornos, envarado y con botones forrados en la parte delantera. Peinador de tul bordado sin lentejuelas y anudado en el pecho. Falda de tapicería, con flores bordadas y dibujos de cenefas entrelazadas, delantal redondo y a juego con el peinador. Pese a vivir entre tinieblas sus manos ven esas formas, trazan los contornos, perciben los detalles y ella siente los colores aún sin verlos.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Última voluntad

por Saida Herrero Morales

“¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?” Ni tú ni yo sabemos la respuesta. Lo que sí sabías es con quien querías irte. Siempre lo has sabido. Desde que te veía trabajar en el taller, cuando me dejabas dar pinceladas temblorosas a los ninots más pequeños mientras seguías dando forma a una escena, tenías muy claro la compañera de tu último viaje. Nos acaban de entregar la urna donde descansas. Mamá me mira y se pregunta en silencio. ¿Cumplir tu última voluntad? Llevo conmigo las cenizas de tu última Falla. Pronto seréis uno. La unión perfecta entre artista y creación.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¿Qué será lo próximo?

por Saida Herrero Morales

La experiencia le recuerda que está en buena posición para ver el despliegue lumínico de Sueca-Literato Azorín. Allá va. La emoción contenida asoma con una amplia sonrisa. Hasta que se da cuenta. Primero una. Luego otra. No cesan. Más pantallas a su alrededor. El anciano ve como todos observan a través de los teléfonos. Pendientes de un encuadre. De privar a sus propios ojos del maravilloso espectáculo. Román se pregunta qué será lo próximo. Cuando más allá ve una pareja de espaldas a la portada iluminada, sacándose una fotografía, encuentra una respuesta. Su sonrisa se apaga junto a las luces.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

ELS BUNYOLS DE LA IAIA

por Carmen Cantón Manzano

No hi ha bunyols com els de la iaia. Ho intentem, però no queden igual.

Bé, els meus ni com els d’ella ni com els de ningú, perquè quan es cuinen bunyols a mi m’agrada més jugar amb la farina. No hi han prou de sacs a casa la iaia en falles; per a quan ens els mengem, tinc farina fins les grenyes.

No hi ha bunyols com els de la iaia perquè ja no recorda com fer-los; els fem nosaltres ara.

Amb nosaltres, vull dir que els fa ma tia. Jo sec tranquil•lament saforejant farina, esperant per tastar-los.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¿Qué son las fallas?

por Fernando Jose Lopez Sanchez

Tener afonía desde el 14 Marzo.
Vivir en el casal 24 horas.
Perder la cuenta de los días.
Estar en estado de agotamiento permanente.
Desayunar paella.
Portar el estandarte y la senyera.
Caminar, caminar y caminar.
Bailar con la charanga por que sí.
La fragancia de la mascleta.
La serveseta, els cacaos i els tramussos.
Jugar al truc y ganar.
Reir con la sátira de los ninots.
Estar en desacuerdo con el jurado.
Estrenar traje para envidia de las demás.
Los Bunyols y las recompensas.
Los disfraces de este año.
Los besos y los lloros en la cremà.
Disfrutar sinfín….

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El examen

por Fernando Jose Lopez Sanchez

Maldita Noticia!
Impotencia, rabia, ira, sensaciones que le invadieron el alma.

Sentía gran devoción por la ‘MareDeueta’. Aunque en esta ocasión,muy a su pesar, no acompañaría a Blanca en su reinado.

Esa mañana despertó a cientos de km del “cap i casal”.
No deseaba que la tristeza le abrazara hasta el ahogo.
Reflexionó, comenzando su particular desfile vestido de Saragüell, recorriendo grandes vías, centricas plazas y reconocibles monumentos.

El sentimiento de fortaleza se acrecentaba ante cada mirada de asombro, gesto de sorpresa o carcajada burlona.
Henchido de orgullo, arribó al aula… el homenaje se habia consumado.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

AQUELLA NOCHE INOLVIDABLE

por Ana Cotaina Gilabert

Los ángeles existen. Lo sé, y es gracias a él. Porque cada mes de marzo regresa puntual a mi memoria su imagen indeleble, su inolvidable presencia. Entonces viajo, nostálgica, a la cremà del año 1994, y a una calle Blanquerías repleta de miles de almas entregadas ante una de las fallas más originales de la historia. Así, como en un sueño, revivo el momento mágico en el que mis pupilas se posaron en el infinito horizonte azul de su mirada. Y entonces sé que su recuerdo, como el espíritu de la fiesta fallera, me acompañará para siempre.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

NINOTSTORY

por Ana Cotaina Gilabert

–Nos fugaremos durante la nit del foc –dice la funcionaria, que está todavía medio pintada y con el sueldo congelado.

–Yo me quedo –afirma el político corrupto, un ninot sobrecogedor.

–Pues a usted no creo que le indulten –le responde el ama de casa, tan lúcida como harta de trabajar sin reconocimiento alguno.
–Esperemos que el plan funcione –susurra el jubilado, cuya paupérrima pensión es el único sustento familiar.

–Funcionará –añade la funcionaria. Escaparemos usando la locomotora que tiene parada en la falla (identificada con el rótulo “Mediterranean runner”: corredor mediterráneo). Nadie la echará de menos.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

EL PREMI

por Ana Cotaina Gilabert

A l’altra part del món un xiquet obri una caixa de galetes, i troba dins un paper ataronjat. És una espècie de xec al portador, amb un premi: un viatge a Europa. El destí concret és una terra que sembla, segons la descripció, extraordinària, i on durant uns dies del mes de març el guanyador serà benvingut per celebrar una festa meravellosa.
El xiquet llig per primera vegada aquella paraula, nova per a ell, escrita al bell mig de la invitació.
– “Falles”- repeteix en veu alta, com si fóra una paraula màgica.
“Falles”. Li agrada com sona.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

COMO EN UN SUEÑO

por Ana Cotaina Gilabert

Un cielo de dibujos animados parece saludar a la exuberante sinfonía multicolor que brota de los fuegos artificiales más espectaculares que he contemplado nunca. La ilusión y el trabajo de todo un año son pasto de las llamas. Veo lágrimas, sentimientos difíciles de explicar, emociones para las que no sirven un puñado de palabras. Mientras, el compás de la música late junto a una fiesta inmortal, que anidará para siempre en el corazón de todas y cada una de las personas que han tenido la inmensa fortuna de sentirla, al menos, una vez en la vida.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

DE LA CENDRA RENAIX

por Ana Cotaina Gilabert

No puc evitar-ho: la cendra de la falla, a la matinada del 20 de març, em provoca una certa malenconia. Per a mi, eixa cendra simbolitza una mescla de sentiments, d’emocions: la fi de la festa, però també de l’esforç de moltes persones, durant tot un any. M’agrada pensar aleshores que tot forma part d’un guió perfecte, d’una espècie de cercle virtuós que és també una metàfora de la nostra existència: el ninot que ara és només un record ressuscitarà en uns mesos i amb ell renaixerà, des de les cendres, el nostre esperit més íntim.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

PARAULA DE MANTENIDORA

por Guillermo Sancho Hernández

És la promesa màgica als ulls de les mascotetes, la il·lusió que mou l’ànima dels xiquets de qualsevol edat, i l’admiració respectuosa per l’experiència vital dels més majors. És la pólvora eloqüent, la tradició i l’elegància, el sentiment profund de la festa, l’orgull per la feina ben feta cosit al cor d’un poble, i el nostre patrimoni.
És la falla; i és eterna. Perquè està construïda amb la matèria amb la qual es fan els somnis, i tot el món sap que els somnis, com les nostres esperances íntimes d’una existència millor, no moren mai.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Ximet, Ninot Indultat!!!

por Sonia Tamarit Jaroslawsky

Ximet era eixe típic ninot primet i amb cara de pardalot que duen les comissions a l’Expossició del Ninot quan no tenen cap altre. Any rere any havia vist com el duien però mai guanyava i el resultat, tots el sabem, convertit en cendres, i a l’any següent renaixia com una au fènix… Però eixe any anava a ser diferent, tots els ninots es posaren d’acord perquè el seu amic guanyara i així, cada vot que anava a qualsevol altre, anà a parar a ell. I així, Ximet finalment aconseguí allò que més desitjava, ser el Ninot Indultat d’eixe any.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UNA FALLERA XICOTETA

por Guillermo Sancho Hernández

Clàudia va vindre al món al mes de juliol, un dia de Sant Jaume. Enguany farà quatre anyets. És blanqueta, preciosa, inquieta, riallera. I quan et mira, et parla. Per això crec que serà una persona extraordinària, i també una fallera de pura raça: com sa mare, com la seua germana. Perquè m’ho diuen els seus ulls: brillen en veure un vestit de valenciana, ballen al pas de la banda de música, es commouen davant d’un ninot de falla. La xiqueta viu l’ànima de la festa. És el secret de la seua mirada.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

UN VERTADER NINOT

por Guillermo Sancho Hernández

“Xiulit” no va tindre millor ocurrència, just aquella nit, que disfressar-se. I la seua disfressa era tan perfecta que ningú es va adonar de la seua presència fins que, amb la plaça de gom a gom i ja començada la cremà, els primers crits esfereïdors alertaren els bombers. El salvaren de miracle i entre xiulits, que li donaren el malnom.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MÀGIA (Gràcies, Mario)

por Guillermo Sancho Hernández

Les falles són màgiques. I ho va entendre en aquell moment quan, després de molts anys fora de València, va tornar a casa i va veure el ninot dedicat al seu admirat Mario Alberto Kempes. El Matador estava celebrant un gol, eufòric, amb els braços oberts al vent i amb la llegendària samarreta de la senyera al pit. Aleshores, d’una manera tan inexplicable com emocionant, aquella autèntica obra d’art li va fer reviure, com si fóra hui mateix, el dia en què sent encara un xiquet son pare el va portar, per primera vegada, a Mestalla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Fama póstuma

por francisco martinez llopis

Cuando los falleros entraron en el taller forzando la cerradura, se encontraron todas las figuras desmembradas. Sin esperanza alguna, empezaron a buscar y descubrieron el único acabado dentro de un molde, era una figura que cumplía todos los requisitos para ganar ya que aglutinaba en él tradición con belleza y realismo. Aquella falla de 6ª categoría recibió aquel año un récord en el número de visitantes que se tradujo en pingües beneficios, que visitaban el mejor ninot de fallas.
Nadie dudo de que aquel muñeco que representaba un artista fallero con su uniforme fue el mejor trabajo del artista desaparecido.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

MICROPOEMA

por Guillermo Sancho Hernández

Cuando llega a la plaza,
la ciudad tiene los ojos cerrados.
La falla, todavía sin alma,
es sólo un montón de fardos.

Los falleros rasgan el plástico,
nacen eslabones extraños,
el ingenio espera paciente
el encaje de expertas manos.

La mañana avanza expectante,
el cénit se va acercando,
y entre aplausos, un niño
asiste al ritual asombrado.

La falla, cual torre de seda,
enseña su cuerpo rosado,
el cielo de Valencia adivina,
el trabajo de todo un año.

La Falla ya está plantada,
y con ilusión de enamorado,
en la noche de San José,
el fuego renovará su abrazo.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

VIAJE AL FIN DE LA NOCHE FALLERA

por Guillermo Sancho Hernández

Éramos tan jóvenes que el mundo nos parecía poco. Después de trabajar todo el verano el regreso a la facultad suponía una liberación, y las Fallas eran el escenario perfecto para amarnos. Sin más preocupación que la de entregarnos a un sentimiento mutuo, con la complicidad de la noche fallera. Los monumentos fueron testigos de nuestro amor incondicional, de nuestra pasión nocturna y desatada.
Hoy tengo la sensación de que todo va demasiado deprisa. De que nada se disfruta como antes. Pero las Fallas siguen ahí, para recordarnos que una vez fuimos jóvenes.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Constitución

por Fernando Jose Lopez Sanchez

Parsimoniosamente, se adentró en el casal y posó su mirada en aquel cuadro que presidía la estancia, junto a la Real Señera y el estandarte.

Sus ojos inundados en lágrimas, reflejaban el transcurso del tiempo. La tristeza fluía en contraposición con la imagen de la que orgulloso, formaba parte.

Junto a él, un grupúsculo de jóvenes matrimonios que deseaban dar brío al barrio que emergía, por la expansión de la urbe.
Se dibujaba, en los actores de la instantánea, una sonrisa infinita y gestos de complicidad.

Deseos, inquietudes y preocupaciones se plasmaron en la creación para la posteridad.
Eternamente agradecidos…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Una tarde en el taller de Vicente

por Gonzalo Gómez Mataix

Vicente llega vociferando.
-¿Y la “pardala”?
Llaman así al gigantesco pájaro que ocupa casi todo el taller.
-La última… -musita luego exhausto.
Pepe sale de la nave secándose las manos.
-¿Quieres dejar de decir tonterías? –Y haciendo un gesto hacia atrás, añade— ya está lista…
* * *
La tarde languidece al ritmo de un ladrido lejano.
-Lo de antes lo dije en serio, ¿sabes? Mi última falla… ¿Me pasas la lija?
Anochece. Todos se despiden hasta el día siguiente caminando silenciosos hacia sus coches. Vicente se queda el último; su mirada se pierde en los moldes que descansan vacíos contra las paredes…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La silla

por francisco martinez llopis

Recuerdo aquel compañero con el que compartí habitación en aquel diminuto piso de la periferia de París. Le apodaban “el valenciano” y era un tipo muy peculiar. Cada 19 de Marzo llamaba a todas las puertas que formaban el edificio preguntando si tenían muebles de los que quisieran desprenderse. Alquilaba una furgoneta donde los metía todos y por la tarde partía con ellos y volvía al día siguiente oliendo a humo. Son las 12:30 de la noche, la plaza esta llena y se apagan las luces, una gran llamarada lo ilumina todo, ahora Pepe se adonde fue a parar mi silla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

el emigrante

por francisco martinez llopis

Recuerdo aquel compañero con el que compartí habitación en aquel diminuto piso de la periferia de París. Le apodaban “el valenciano” y era un tipo muy peculiar. Cada 19 de Marzo llamaba a todas las puertas que formaban el edificio preguntando si tenían muebles de los que quisieran desprenderse. Alquilaba una furgoneta donde los metía todos y por la tarde partía con ellos y volvía al día siguiente oliendo a humo. Son las 12:30 de la noche, la plaza esta llena y se apagan las luces, una gran llamarada lo ilumina todo, ahora Pepe se adonde fue a parar mi silla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Epitafio

por francisco martinez llopis

Yo que en el amanecer de tus noches locas, te recogí y aparte de tu lado todas las botellas vacías. Que fui el único que guardé las cenizas de lo que un día fuiste, te añoró en esta mañana del 20 de marzo.
Siempre te querré. Se despide de ti, tu barrendero anónimo

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El paraguas chamuscado

por María Angeles Sancho Armengod

Diecinueve de marzo.

Han llegado unos primos de mi padre.

-¡Ay, qué majica!- me dicen.

Mi madre me había apuntado a la falla del barrio. Durante días estuvo pegada al escaparate de la tienda observando el vestido de fallera. No tenía cámara para guardar la imagen pero tenía memoria. Ahora ya no la tiene.

La tarde se nubla.

– ¡Coged los paraguas para ver la “cremà”!- dice alguien.

El primo más alto sujeta el paraguas que me habían traído los Reyes Magos.

Arde la falla.

– No llores. Al año que viene plantarán otra. –

Mi paraguas se había quemado.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Violeta y el clarinetista

por Jose Luis Ruiz Romero

Las pupilas de Violeta tililaban mientras deslizaba su mirada entre los miembros de su comisión buscando al clarinetista. Aún no habían hablado pero el traje de fallera verde oliva que estrenaba le daba la suficiente seguridad para pensar que, por fin, ese año sería el definitivo. Nicolás sujetaba con ligereza el instrumento y ella no sabía si el color de sus mejillas era por el esfuerzo o es que se ruborizaba.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El tocador de señoras

por María Ángeles Sancho Armengod

Siete de la tarde en la cabalgata del Ninot.

Vamos corriendo mi amiga y yo. Ya ha empezado y es imposible coger un buen sitio. Otro año más a tercera fila.

Entre el tumulto siempre aparece el tocador de señoras. Ese ser repulsivo que se dedica a elegir a su presa sutilmente. Observa, se acerca y actúa.

Estoy confundida entre mi sensación y mi pensamiento.

– ¿Estaré equivocada? ¿serán imaginaciones mías?- pienso. Me voy moviendo sigilosamente para alejarme de él pero me persigue.

Mi amiga me dice que por qué me alejo. Solo puedo articular dos palabras.

– Me voy.-

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Hostal Mon Amour

por Maria Rosario Alcaide Verdés

Las estrechas escaleras de mármol blanco suponian un esfuerzo añadido hasta llegar a la recepción.
Sentir los olores, los sonidos, recordar las historias , los amores y desamores…compartir , es lo que daba sentido .
Las diminutas habitaciones exigían un equipaje ligero y organizado.
Desayuno en el primero, atelier en el segundo, ganchos, peinetas , enaguas , agujas, pañuelos y chalecos , ¡Pasacalle en el tercero !, saludos y risas, puntualidad …impensable.
Pólvora cercana y ritmo de pasodoble, murmullos y griterio.
Resaca de sueño.
El sol de la infancia , la tristeza de lo efímero y la emoción desbordante del retorno.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

La llamada

por pepe sanchis ciscar

Desde la mañana tenía una perdida en el móvil de un número desconocido. Volvieron a llamar al mediodía y a la tarde. Cuando la presentadora del noticiario de las 20,00 horas pronunció su nombre no se lo podía creer. Entonces sí que atendió la siguiente llamada.
-Hola Roberto, soy tu alcalde. Felicidades, has sido elegido Fallera Mayor de València.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

¡Quiero ser fallera!

por Marta Ajado Iniesta

Embelesada observa una niña el discurrir del pasacalle, la formación de las falleras en el desfile, el brillo del sol reflectado en los aderezos, la variedad cromática de la vestimenta. No pierde detalle del movimiento brioso de las faldas que al caminar dejan vislumbrar esas pequeñas joyas que son los zapatos. Se fija en el vaivén hipnótico de los banderines que exhiben los premios obtenidos y el orgullo de sus portadores, que henchidos los sujetan con firmeza. La música ameniza el recorrido e invita al público a ser participe, la niña con ojos llenos de ilusión manifiesta ¡quiero ser fallera!.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Y POR FIN

por maria mercedes jimenez dominguez

Y por fin llegó la luz entre aplausos y vítores que ensordecían la música maravillosa del ambiente.
Y por fin llegó la luz que se mezclaba con el olor de la muchedumbre, los colores y las risas.
Aun con los ojos cerrados percibo la ansiedad de la gente, expectante, esperando, mirando al cielo.
Y por fin llegó la luz, por fin me alzo al cielo buscando la ansiada libertad. Mi pecho abriéndose en canal y esparciendo un infinito arco iris en el firmamento. Gruñidos acompasados como el pasodoble fallero.
Y por fin, con el último petardo, mi pólvora se difumina y mi alma se escabulle en la niebla.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Tertúlies Falleres

por PALOMA ROIG SERRA

1 de Març. Set i quart del matí. Sense haver pogut dormir molt, estic desperta abans que sone el despertador. Inquieta, ansiosa. Així he passat tota la nit. Pegant voltes al llit. Què si cap ací, què si cap allà. Portava molt de temps esperant aquest moment. Hui era el dia. Amb la venta de totes les revistestes comença el meu mes favorit. Mes de llum, olor, pólvora, soroll. Mes de Falles. Mes de brusó. Mes de xurros i bunyols. Mes d’indumentària. Però sobretot, Març era el mes de Tertúlies Falleres.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Un milagro

por Esteve Soria

Siempre vivió la fiesta de manera intensa, disfrutando cada nota, cada color, como la experiencia más hermosa de su vida.
Un día tuvo que partir, como tantos valencianos, por trabajo. A su vuelta, todo cambió; su personalidad empezó a tambalearse y una sensación entre infinito y la nada se apoderó de su mente.
Lo último que recuerdo de ella, es la perenne sonrisa marcada en su rostro un 19 de Marzo de 1980, escuchando el himno de Valencia.
Una vez más, el amor a una fiesta, hizo un milagro.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

El “bou” de l’artista

por Miguel Ángel Solsona González

“No vull tindre bou enguany”, comentava el pare a la mare abans d’anar al taller. Tot el dia vaig estar pegant-li voltes. Quin bou? Quan el pare tornà a la nit, amb la roba de treballar bruta de blanc i pintura, vaig acostar-me i li vaig preguntar. Cansat, però amb el seu millor somriure, em va donar la primera lliçó de moltes sobre el seu ofici: en l’argot dels artistes fallers tindre un bou és tindre massa feina per fer a pocs dies per a la plantà. I em va quedar clar que al pare no li agradaven els bous.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Promesas de amor y fuego”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Antes de partir, se prometieron todo lo que de hermoso tiene la vida y que, incomprensiblemente, para el resto del mundo, pasaba desapercibidamente: la luna, el sol, el cielo entero con sus estrellas, el mar con sus palacios de coral…, el tiempo… y la eternidad.
Sabían que el final se acercaba como una fiera: hambriento, con los ojos fulgentes, relamiéndose con lengua de fuego.
Se miraron una vez más, con infinita ternura. Ellos, cosas del destino, marcharían para reunirse en otro lugar, lejos de ataduras y pesares, para ofrendarse sus promesas.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

LUZ Y OSCURIDAD

por Jorge Gomez Mataix

El día era azul, radiante y el ambiente en la plaza era bullicioso, como todos los días de Fallas durante la mascletá. Tras finalizar el espectáculo de ruido y fuego el gentío estalló de entusiasmo, pero repentinamente se hizo un insólito silencio, al mismo tiempo que una sorprendente oscuridad invadió súbitamente la plaza, antes alegre y luminosa, sobrecogiendo a la multitud. Era el eclipse total de sol tanto tiempo anunciado. Por una increíble y maravillosa casualidad, se habían aliado el ingenio del hombre y el poder de la naturaleza para originar una irrepetible y mágica combinación de sensaciones encontradas…

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Amor…, ¡qué locura!”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Una rápida mirada al espejo, un ensayo de sonrisa y… listo para acudir a la cita.
Desde que Pepeta lo abandonara, no había vuelto a tener ningún encuentro con otra mujer; mas al llegar, se sobresaltó: Una espesa muchedumbre rodeaba la casa en llamas de la dueña de sus sueños.
Allí, sonriente, con los brazos abiertos, pidiendo socorro, estaba ella, asomada al balcón. Incomprensiblemente, todos miraban y nadie hacía nada por socorrerla, ni siquiera… ¡los bomberos!.
Sin dudarlo, se lanzó en su ayuda, pero unos policías lo detuvieron, llevándolo ante la presencia de un rostro muy familiar: Pepeta, su psiquiatra.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

“Trascendencia”

por Miguel Antonio Galán Albiach

Sintió calorcillo y cosquillas bajo sus pies, y se puso a bailar: divertida, frenética, traviesamente. Su mirada reflejaba el espíritu de una fuerza ingrávida y libre, de perfecta felicidad, mientras dibujaba en el aire, como serpentinas, piruetas imposibles.
Miró hacia un cielo preñado de estrellas. La luna, tímidamente entre las nubes, observaba y lloraba emocionada. Tan dichosa se sentía, que saltó briosa desde su alto pedestal.
El mismo firmamento, parecía arder mientras se elevaba hacia el azul infinito. Allí, todo era hermoso… y eterno.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Apocalisis Fallero

por Artemio Ramirez Reategui

Todos quedaron inmóvil, pose fotográfico, perenne; contemplando a la gente pasar. Desde lo más alto Rajoy señala sus efémeras logros, mientras que desde abajo Montoro, Báñez, Soraya y Cospedal observan a los jubilados sus miradas inquietantes al pasar.
A media altura Sanchez, Rivera, Iglesias y Colau tienen fina estampa a ¡pesar!.
En un rincón Puigdemont, Anna Gabriel y Junqueras se esforzaban en sortear.
Cuando todo estaba en su máxima expresión y el flahs de las cámaras disparaban a rabiar, la mascletá exploto y todos empezaron a gesticular y danzar al paso del fuego, quedando consumados y extinguidos cual apocalípsis universal.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

el incendio

por francisco martinez llopis

Mientras Valencia ardía por sus cuatro costados, se produjo la tragedia el Museo del Ninot padecía el peor incendio de su historia. Con las primeras informaciones que hablaban de que no la cerradura no había sido forzada, aparecieron los primeros rumores que hablaban de un incendio provocado por un grupo antifallas. Este hecho fue desmentido rápidamente por el portavoz de la policía que declaro ante la prensa que había sido un cortocircuito. Mientras los operarios de la limpieza se afanaban por limpiar antes de que entrasen los fotógrafos aquella frase escrita con ceniza:”O todos o ninguno”

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

el incendio

por francisco martinez llopis

Mientras Valencia ardía por sus cuatro costados, se produjo la tragedia el Museo del Ninot padecía el peor incendio de su historia. Con las primeras informaciones que hablaban de que no la cerradura no había sido forzada, aparecieron los primeros rumores que hablaban de un incendio provocado por un grupo antifallas. Este hecho fue desmentido rápidamente por el portavoz de la policía que declaro ante la prensa que había sido un problema en la red eléctrica. Mientras los operarios de la limpieza se afanaban por limpiar antes de que entrasen los fotógrafos aquella frase escrita con ceniza:”O todos o ninguno”

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Con los ojos cerrados

por francisco martinez llopis

Cierra los ojos, viajarás montado en una nota musical que se oye en la lejanía. Conforme te acerques notarás como una corriente de aire te envuelve, es el sabor dulzón de la pólvora. Notarás también otro olor sabroso que procede de aquella buñolería. Puedes diferenciar varias voces entre todo el barullo festivo: Unas elogian el conjunto o alguna figura en particular, otras dirán que no es para ganar un premio, que les gustaba más la otra que acaban de ver. Ahora que el viaje ha llegado a su fin, puedes abrir los ojos mi pequeñín, tú que si que puedes.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.

Enamoramiento fugaz

por francisco martinez llopis

Ella encendió el fuego y de su amor solo quedo ceniza.

Para poder votar, necesitas ser usuario registrado de Levante-EMV.
Por favor, regístrate o identifícate para continuar.