Listas Levante-EMV » VII Edición – 2018

Fama póstuma

Cuando los falleros entraron en el taller forzando la cerradura, se encontraron todas las figuras desmembradas. Sin esperanza alguna, empezaron a buscar y descubrieron el único acabado dentro de un molde, era una figura que cumplía todos los requisitos para ganar ya que aglutinaba en él tradición con belleza y realismo. Aquella falla de 6ª categoría recibió aquel año un récord en el número de visitantes que se tradujo en pingües beneficios, que visitaban el mejor ninot de fallas.
Nadie dudo de que aquel muñeco que representaba un artista fallero con su uniforme fue el mejor trabajo del artista fugado.