Listas Levante-EMV » VI Edición - 2017

Turno de barra

Tenía poca manualidad, tampoco era rápido de movimientos e incluso le fallaba algo el oído; pero la economía de la Falla no podía contratar a ningún camarero y había llegado su turno para ser camarero en la barra del bar del casal.

Así que, armándose de valor, trató de memorizar los precios de las cosas para la gente de fuera y procuró ser ágil para los vales de l@s fallero@s de la Comisión.

En contra de sus previsiones, la gente le ayudó, cuadró la caja en vales y dinero y respiró aliviado al limpiar la barra y el local.